ir a la portada de ELPajarito.es

El uso abusivo de la tecnología puede producir miopía en los niños

La era tecnológica en la que vivimos nos inunda con la aparición constante de nuevos dispositivos electrónicos. Unos aparatos en forma de móviles, tablets y demás que son el día a día de cualquier familia. Este avance ha propiciado que incluso los más pequeños de la casa tengan cada vez un mayor acceso a estos dispositivos.

La exposición que los niños tienen frente a las pantallas de móviles, tablets y televisiones es un dato a tener muy en cuenta. Especialmente tras el resultado de diversos estudios que afirman que dichas pantallas pueden ser las causantes del aumento de la miopía en los más pequeños. No en vano, se estima que tres de cada diez adolescentes tendrán miopía para el 2020 por el mal uso de teléfonos y tablets.

La luz de longitud de onda corta

Según estos estudios llevados a cabo en los últimos años, las pantallas digitales de los diferentes dispositivos electrónicos poseen una proporción de longitud de onda corta muy por encima de los niveles normales. Es por esta razón por la que ofrecen una luz muy potente que produce daño en los ojos, llegando a provocar miopía en niños.

La influencia de esta potente luz en la retina depende de la composición espectral de la luz, el tiempo de uso y/o exposición y la distancia. Una persona que se acerque mucho a la pantalla de un dispositivo electrónico puede recibir hasta tres veces más luz de longitud de onda corta, lo que podría provocar la aparición de miopía en un periodo determinado de tiempo.

Lo cierto es que hasta hace unos años, los niños solo estaban expuestos a la luz azul producida por el televisor. Pero ahora son muchas más las pantallas a las que pueden acceder, alternando incluso en un mismo día entre el ordenador, el teléfono o la tablet. Y a dicha exigencia los ojos de los niños no están del todo preparados.

Cifras del impacto de las pantallas y la tecnología en los niños

Tan solo hay que echarle un vistazo a las cifras a las que han llegado diversos estudios sobre el tema:

  • La proporción de personas de entre 12 y 54 años que sufrían de miopía a comienzos del siglo XXI era del 41,6%, muy por encima del 25% en la década de los 70 del siglo pasado

 

  • En países del extremo oriente y asiáticos, la tasa de miopía en niños ha subido del 40% al 80% en los últimos 20 años

 

  • El 33% de los adolescentes tendrán miopía para el 2020 a consecuencia del mal uso de teléfonos móviles y tablets

 

  • El 58% de los niños menores de dos años ha utilizado ya un dispositivo móvil

 

  • Antes de cumplir los 7 años, un niño actual pasa 360 días al año frente a una pantalla digital

 

  • 1 de cada 4 niños usuarios de tecnología realiza un uso abusivo de la misma

 

Recomendaciones de los expertos

Frente a esto, los expertos recomiendan alternar el uso de pantallas con ejercicios, juegos y deportes al aire libre. Unas actividades que, además de paliar los posibles efectos de la miopía, también combaten los problemas de obesidad y sedentarismo provocados en buena parte por el uso abusivo de la tecnología. El tiempo que se pasa en el exterior con luz natural influye de forma positiva a la hora de evitar o reducir la presencia de miopía en los niños.

Asimismo, se recomienda descansar la vista cada 20 minutos mirando a un objeto lejano y parpadeando varias veces durante 20 segundos.

Pero lo fundamental en estos casos de miopía es que los padres pongan límites a la actividad de los niños frente a las pantallas y eviten este tipo de dispositivos antes de dormir. No se trata de erradicar por completo su uso, ya en que en otros aspectos puede resultar beneficioso para su desarrollo cognitivo, sino más bien llevar un control de la actitud abusiva de muchos niños frente a la tecnología.

También se aconseja realizar consultas oftalmológicas periódicas para detectar a tiempo diferentes trastornos en la vista. Un examen ocular cada año por parte de un profesional de la visión es sin duda la mejor medida para prevenir estos casos.

En Clínicas Novovisión, precisamente, disponen de un equipo médico con uno de los mejores currículums del panorama internacional. Además, cuentas con la mejor tecnología científicamente probada para obtener los mejores resultados. Una clínica con un grado de compromiso perfecto para ayudar a sus pacientes a mantener su salud visual.

Lo cierto es que la preocupación por el excesivo uso de pantallas por parte de niños y adolescentes no es nueva. Desde hace unos años son ya varios los estudios e investigaciones que vienen alertando sobre la cantidad de tiempo que los niños pasan frente a televisores, ordenadores, smartphones, tablets y demás.

En definitiva, debemos tener claro que a pesar de que nuestros hijos han nacido en la era tecnológica, los padres debemos ser conscientes de educarles y enseñarles para que utilicen estos aparatos de la manera más adecuada. El tiempo de exposición es fundamental para paliar en lo posible los problemas de miopía que se vienen sucediendo en muchos casos. 

Añadir nuevo comentario