ir a la portada de ELPajarito.es

telefonia

06/03/2018

Acabas de comprar un móvil, de última generación, diseño espectacular y a un precio asequible. De pronto se cae al suelo, la pantalla se ha roto y no queda más remedio que llevarlo a arreglar. Decides hacerlo en un locutorio cualquiera, pensando en que ya te has gastado mucho dinero en comprarlo. El problema de verdad llega cuando lo recoges y empiezas a notar cosas extrañas. Al teléfono se le acaba rápido la batería, llama y cuelga solo…Y es que a veces, lo barato sale caro.