ir a la portada de ELPajarito.es

Las sillas de ruedas eléctricas: principales ventajas y por qué optar por ellas

Las sillas de ruedas eléctricas son aquellas que están diseñadas especialmente para personas con problemas de movilidad que no pueden autopropulsar una silla de forma manual o como complemento a esta para grandes distancias. De esta manera, las sillas de ruedas eléctricas permiten al usuario moverse con total independencia y autonomía.  En https://www.ortopediaplaza.com conocen perfectamente este mercado y disponen de gran variedad de sillas disponibles.

La persona que va en este tipo de sillas solo tendrá que controlar la mayoría de las funciones a través de una pequeña palanca de mando. Lo que posibilitará disfrutar de múltiples beneficios en lo que respecta a la movilidad, con la consiguiente reducción de estrés físico.

La forma física de la persona es un elemento determinante para decantarse por una silla de ruedas eléctrica o manual. A partir de aquí, resulta interesante conocer todas aquellas ventajas que pueden brindar este tipo de sillas.

Principales ventajas de las sillas de ruedas eléctricasComodidad

Ni que decir tiene que una de las principales ventajas de las sillas de ruedas eléctricas tiene que ver con la comodidad. A este respecto hay que señalar que son adaptables y se pueden transportar fácilmente en un coche. Al mismo tiempo, se pueden personalizar con asiento y respaldo para que la posición del usuario sea la más cómoda y adecuada.

Ya que hablamos del asiento, las sillas de ruedas eléctricas ofrecen diferentes opciones de inclinación y reclinación. Dos aspectos que favorecen en gran medida a aquellas personas que tengan una capacidad de movimientos limitada o mínima y necesitan ser asistidas por una silla de ruedas.

Además, esta posibilidad de inclinarse y reclinarse en la silla proporciona al usuario una sensación de comodidad y alivio de la presión de tener que estar sentado durante largos periodos de tiempo.

Accesible por una gran cantidad de terrenos

A diferencia de las sillas de ruedas tradicionales, las eléctricas se adaptan perfectamente a cualquier tipo de terreno por el que transiten. Esto se debe fundamentalmente a la gran variedad y opciones de tipos de neumáticos y las diferentes posiciones de ruedas que existen en la actualidad.

Una de las variedades más interesantes de sillas de ruedas eléctricas son aquellas que disponen de tracción trasera (las más vendidas en la actualidad). Aquí nos encontramos con una gran rueda en la parte trasera y las ruedas más pequeñas en la delantera, lo que proporcionará mayor estabilidad para la conducción del usuario tanto en interior como en el exterior.

Además de esta variedad, nos encontramos con otros dos tipos de tracción en las sillas de ruedas eléctricas:

  • Tracción central: sillas de seis ruedas que ofrecen giros muy naturales desde el centro del asiento con un radio de giro de cero metros; además, este tipo de tracción permite hacer giros en rampas y transitar por terrenos muy irregulares
  • Tracción delantera: especialmente indicadas para el uso exterior y superar obstáculos, maniobran muy bien en espacios reducidos, aunque presentan un peso mayor que el resto
Accesibilidad a distancias más largas y a espacios más estrechos

A diferencia de las sillas de ruedas convencionales, las eléctricas permiten al usuario una mayor accesibilidad. En este caso, pueden hacer frente a distancias más largas, un aspecto fundamental para las personas de movilidad reducida. El esfuerzo que se requiere no tiene nada que ver con el que se ejecuta en una silla de ruedas tradicional.

Hay que señalar también que las sillas de ruedas eléctricas se adaptan mejor a los espacios pequeños. Precisamente, son más pequeños que los scooter eléctricos, ya que estos últimos tienen un tanto limitado el acceso a ascensores, locales y la vivienda. Las sillas de ruedas pueden desenvolverse mejor en estos espacios o las calles estrechas ya que tienen un radio de giro menor.

Ahorro de energía

Precisamente, el ahorro de energía es uno de los factores determinantes a la hora de elegir una silla de ruedas eléctrica. Algo que resulta de vital importancia para las personas con discapacidad o que sufran de problemas de esclerosis múltiple. La silla de ruedas eléctrica les permitirá desplazarse sin tener que esforzarse mucho realizando un gran trabajo muscular.

Ni que decir tiene que esto se traducirá en una mayor calidad de vida y en la posibilidad de conservar la energía para otras actividades más importantes y que requieran de un mayor esfuerzo.

En definitiva, la principal ventaja de una silla de ruedas eléctrica es su autonomía de movimiento para recorrer con comodidad y facilidad grandes distancias. Por tanto, ha de ser funcional, segura, cómoda y ergonómica. Otro aspecto fundamental que debe incluir es que se adapte perfectamente tanto a la persona como a su entorno.

Es por eso que antes de elegir la compra de una silla de ruedas eléctrica se deben tener en cuenta todos estos factores y analizar las necesidades y capacidades del usuario para comprobar si se adecúa o no a sus requerimientos físicos. En https://www.ortopediaplaza.com pueden asesorarte sin ningún problema, ya que cuentan con muchos años de experiencia en la venta de sillas de diferentes modelos y características.

 

 

 

 

 

 

Añadir nuevo comentario