ir a la portada de ELPajarito.es

Recomendaciones para una buena calidad de sueño

La necesidad de un buen descanso es uno de los temas que más preocupa en la actualidad y en el que se trabaja para mejorar su adquisición

El apropiado descanso es uno de los factores más importantes en la sociedad actual para alcanzar un alto rendimiento en las jornadas de trabajo o estudio. Sin embargo no siempre es sencillo, por muy cansado que se encuentre el individuo, el conseguir dormir plácidamente. ¿Qué se puede hacer para mejorar las horas de sueño?

Una de las primeras recomendaciones, básica e intuitiva, es la posesión de un colchón de calidad. Con los grandes avances que se han realizado en el sector del descanso, se puede encontrar en el mercado una gran variedad de colchones que presentan los mejores materiales para ofrecer la mejor adaptación a las necesidades del individuo. Para obtener información sobre las características de los colchones, así como su precio y calidad, siempre es recomendable visitar alguna página web especializada para ello, como puede ser opinionescolchones.

Otro de los consejos, en este caso en el ámbito de la alimentación, es el no realizar comidas extensas antes de dormir. Cenas ligeras – una hora antes de dormir al menos – suelen ayudar a que nuestra digestión no sea pesada y afecte al ritmo del descanso. Así mismo, es importante evitar el tomar bebidas que contengan cafeína, teína, o cualquier tipo de excitante por la tarde, pues puede afectar a nuestro ritmo de sueño en la noche.

El cuerpo humano es de horarios. Funciona como un reloj con las rutinas. Por ello, el mantener una “programación” del sueño siempre ayudará a que nuestro cuerpo  sea el que nos pida al final que nos vayamos a la cama. Es importante que cuando durmamos sea, casi siempre, sobre la misma hora; así como al despertarnos, pues evitaremos muchos trastornos de sueño causados por la falta de una organización del descanso.

El cansancio físico ayuda a que la mente descanse mejor. El hacer ejercicio en general es muy positivo – ya no solo porque estar en forma es beneficioso para nuestra salud – sino porque a la hora de dormir caeremos “rendidos” si hemos empleado energía de esta manera a lo largo del día. Lo único negativo, y no muy recomendable, es realizar este ejercicio justo antes de dormir, pues durante un tiempo tendremos un momento de excitación que puede afectarnos al intentar conciliar el sueño.

En conclusión, es recomendable llevar unas rutinas saludables en general – una alimentación adecuada, realizar ejercicio, tener una organización – y además, no mezclar el sueño con otro tipo de actividades, como pueda ser ver la televisión o chatear con el móvil hasta tarde en la propia cama, para no distraer la función final de nuestro colchón para nuestro cuerpo.

 

Añadir nuevo comentario