ir a la portada de ELPajarito.es

¿Qué es el SEO? La llave del éxito en internet

Si montas una web, debes saber que tendrás que tratar largo y tendido con los buscadores

En la actualidad, contar con una página web para tu negocio es tan importante como montar algo interesante para el público. Con la gran influencia que tiene internet en la inmensa mayoría de usuarios, desperdiciar el poder de difusión y visibilidad que este posee es prácticamente tirar todo tu esfuerzo por la borda. Pero, aunque la creencia popular sea que todo es llegar a la red y ya está, las cosas son muy distintas.

Una vez te lanzas a la red de redes, tienes que convertirte en un adepto de la doctrina SEO. Estas letras se convierten en algo que queda grabado a fuego en las cabezas de todos los que tratan de hacer una web por su total necesidad. Porque no basta con hacer un lugar interesante y fácil de usar, también hay que prepararlo y alimentarlo para que goce de un lugar adecuado a la hora de usar un buscador, ese intermediario que suele haber siempre entre usuario y portal.

La mejor forma de conseguir mejorar el lugar a la hora de aparecer entre los resultados de los buscadores es a través del posicionamiento natural en buscadores, aunque también se pueden organizar campañas que enriquezcan el tráfico y, a la vez, mejoren dicha posición. Ambos métodos requieren de una inversión económica si se busca conseguir un buen resultado, aunque las vías son muy distintas. La primera es a través de la creación de contenidos que giren en torno a palabras clave, aquellas con las que se pretende aparecer ante el usuario; la segunda, "forzando" la aparición al pagar por ello.

Puede que ahora mismo estés pensando "Vale, pero...¿Qué es el posicionamiento SEO?" Aparte de tu gran amigo y tu peor enemigo en la red de redes, esta palabra está formada por las siglas de Search Optimization Engine (Optimización para Motores de Búsqueda). Su significado es justo lo que acabas de leer. Se trata de una técnica por la que se construye o se mantiene una web para que mejore su posición en los diferentes buscadores de internet, ya sea de cualquiera de las dos formas antes citadas, y que se convierte en una absoluta prioridad para cualquiera que realmente quiera hacerse un hueco entre la inmensidad de la red de redes.

Si tomamos como ejemplo el de esta web que permite el alquiler de un apartamento en Barcelona por días, podemos observar que es un buen ejemplo de estrategia de posicionamiento y de investigación de palabras clave. Muchos pueden pensar que conseguir ganar posiciones es cuestión de repetir algunas palabras importantes a lo largo y ancho de una página, pero hay dos aspectos muy importantes de los que parten un sinfín de ramas a tener en cuenta:

Posicionamiento interno

En este apartado entran todos los cambios que el desarrollador puede, y debe, aplicar en el portal en lo referente a apariencia, experiencia de uso, contenido y demás. El primerísimo paso a seguir es partir de un diseño web responsivo. Dada la gran cantidad de dispositivos diferentes desde los que se puede acceder a internet, contar con un lugar que sea perfectamente visible en todos y cada uno de ellos es una absoluta prioridad.

A partir de ahí, el resto es mantenerse fiel a una calidad de contenidos elevada, estructurar debidamente los enlaces internos, buscar la funcionalidad en el diseño, como también saber llamar la atención del usuario, establecer enlaces internos de manera ordenada para facilitar la navegación, optimizar las URL en cuanto a tamaño y uso de palabras clave y, por supuesto, siempre tratar de centrarlo todo en una temática y usar términos relacionados con ella por cualquier parte de este rincón que estás alimentando en internet.

Posicionamiento externo

Si el punto anterior iba de mejorar las entrañas de la web, este va sobre hacer que las demás hablen de ti. Aquí la idea es conseguir que otros portales, sobre todo aquellos con cierto prestigio y alto volumen de tráfico, citen a tu página con enlaces, invitando a sus usuarios a entrar y haciéndote ganar visibilidad.

Aprovechar las redes sociales para aumentar difusión y ganar en menciones de otros usuarios, darse de alta en directorios, participar en foros, escribir para otras web y aprovechar para introducir enlaces, hacer intercambios de contenido con otros portales... Aquí entra la estrategia, y también un poco la picaresca. Se pueden hacer grandes amigos en internet, e intercambiar enlaces entre unos y otros es una práctica muy sencilla, pero también altamente efectiva.

A grandes rasgos, estos son los fundamentos necesarios para tener algunas nociones sobre el SEO. Evidentemente, es toda una ciencia que requiere muchos años de estudio y práctica, y siempre hay alguna nueva estrategia capaz de conseguir grandísimos resultados. La evolución de los algoritmos de búsqueda provoca que esto sea algo siempre en movimiento, y que haya que mantener una mentalidad abierta para seguir explorando propuestas.

 

Añadir nuevo comentario