ir a la portada de ELPajarito.es

Mitos y verdades del trabajo por Internet

 

Desempeñar un trabajo fuera de la oficina de forma diaria puede sonar algo extraño, pero desde hace unos años el trabajo freelance se ha convertido en una realidad. Ser independiente es una tendencia que crece dia a dia pero la mayoría de las personas no están bien informada sobre la realidad de este tipo de empleo. A continuación Neolo hosting te cuenta algunos mitos y verdades relacionados al trabajo por Internet.

No es un verdadero trabajo

Uno de los mitos más repetidos generalmente por gente que no comprende cómo se trabaja de forma freelance, o que creen que no funciona realmente. Sin dudas quien piensa así es claramente una persona desinformada, ya que el trabajo freelance cuenta en su mayoría con bolsas de trabajo internacionales. En estas plataformas se paga desde 5 a 5000 dólares por proyecto, variando según el tipo de propuesta. Además, en la mayoría de los casos hay que contar con una formación previa para poder llevarlos a cabo.

No es estable

Otra afirmación falsa: trabajar de forma independiente para clientes de tu misma ciudad o país es muy diferente a trabajar para el exterior. Se cree erróneamente que trabajar en relación de dependencia ofrece un mejor sueldo o mayores beneficios. Si bien es difícil abrirse camino en las redes en un comienzo, con el tiempo un buen profesional puede ganar mucho más dinero trabajando para varios clientes que para una sola empresa. Las horas extras que muchas compañías no pagan, trabajando por Internet rinden mucho más y se acreditan en el acto.

Es informal

Existe también la creencia de que trabajar desde tu casa implica poder estar en pijamas el tiempo que desees o tener horarios altamente flexibles. Sin embargo, trabajar desde la PC implica tener reuniones con clientes a través de videollamadas, atender llamados telefónicos programados (incluso con diferencia de horario) y en más de una ocasión se trabaja en equipo con otros freelancers.  En el caso de trabajar para un cliente de la misma ciudad, se programan reuniones semanales y entregas con fechas inamovibles. Muchas personas optan por ir a un espacio compartido para desempeñar sus tareas; esto permite estar en contacto con otros profesionales y además es un espacio adecuado para recibir a los clientes.

Eres tu propio jefe

La idea de trabajar sin jefes es tan sólo una ilusión: que no haya nadie controlando no quiere decir que estemos exentos de cumplir con nuestras responsabilidades. Puede que no se tenga un jefe fijo, pero la autoridad a complacer es el cliente que nos encarga su proyecto. Incluso en algunos trabajos se tiene un horario fijo en el cual se debe estar conectado para mantener un diálogo con los colegas. En aquellas profesiones como el diseño gráfico o la redacción de textos el salario depende de la disciplina y horas trabajadas, por lo que en muchas ocasiones se trabaja con una mayor carga horaria.

Lo importante a recordar cuando se desea ser independiente es que la economía va a ser siempre una prioridad, y la única manera de conseguir buenos trabajos es siendo profesional y disciplinado.  A veces te encontrarás trabajando horas extras pero no faltará oportunidad en la que exigiendote un poco más luego  puedas tomarte una semana de vacaciones cuando lo desees. 

Añadir nuevo comentario