ir a la portada de ELPajarito.es

La importancia de elegir bien a la hora de reparar un electrodoméstico

Tal y como entendemos hoy la vida es impensable vivirla sin electrodomésticos. Con frecuencia dejan de funcionar y es entonces cuando surge el eterno dilema de si repararlo o comprar uno nuevo. En la mayoría de los casos ese dilema viene porque si la reparación no es buena tendremos un aparato que continuamente nos dará problemas y al final la solución será comprar uno nuevo. ¿A cuántos no nos ha ocurrido esto alguna vez en nuestra vida? Por eso, desde http://satema.es se pretende conseguir la plena confianza de sus clientes y reducir la tasa de insatisfechos en cuanto a reparaciones se refiere.

Los electrodomésticos forman parte de nuestro día a día, realizan por nosotros algunas tareas domésticas y agilizan otras de nuestra rutina. Nos ayudan a preparar y cocinar alimentos, nos asisten en la limpieza del hogar y también son utilizados por las instituciones, industrias y negocios. Dentro del mundo de los electrodomésticos cabe destacar que existen dos líneas de clasificación y diferenciación de estos aparatos. Una de ellas sería la línea marrón que hace referencia al conjunto de electrodomésticos de vídeo y audio y abarcaría televisores, reproductores de audio y DVD o teléfonos fijos entre otros. Por otro lado, tenemos la línea blanca que queda reducida a aquellos dispositivos vinculados a la cocina y la limpieza del hogar, como lavadoras, microondas, neveras, hornos, y un largo etcétera.

Como decíamos, es normal que en algún momento de su vida útil comiencen a fallar o directamente dejen de funcionar. Mientras el aparato en cuestión está en garantía apenas nos molesta, pero el problema real viene cuando esa garantía está caducada porque entonces no sabemos si nos conviene repararlo o comprar uno nuevo. Mucha gente escoge como opción tirarlo a la basura y comprar uno nuevo, fruto de la insatisfacción y malas experiencias con las reparaciones previas. Y, por desgracia, en tiempos de crisis este problema crece aún más ya que proliferan los falsos servicios de reparación de electrodomésticos, siendo muy difícil distinguir entre estos fraudes y los oficiales.

Este aumento de la asistencia técnica ilegal de reparación de electrodomésticos trae consigo consecuencias desastrosas para el bolsillo del consumidor. Camuflados bajo la apariencia de servicios técnicos oficiales (llegando incluso a utilizar el logo de alguna conocida marca) intentan engañar a un consumidor que puede ver cómo estos supuestos "técnicos" le cobran hasta tres veces más del presupuesto real,trabajan sin factura lo que conlleva que no exista ningún tipo de garantía sobre el trabajo realizado, e incluso les exijan un pago por adelantado. Tanto es así este mal, que en ocasiones el remedio termina siendo peor que la enfermedad porque estos falsos técnicos no tienen siquiera la formación necesaria para llevar a cabo estas reparaciones y, en muchas ocasiones, el aparato queda inservible, sin ningún tipo de reparación posible después de su primera intervención, aunque se acuda más tarde a un servicio técnico oficial.

En http://satema.es tendrás la tranquilidad de saber que acudes a profesionales que cuentan con más de 30 años de experiencia en reparación y asistencia en el hogar ofreciendo un servicio atento, personalizado y de máxima calidad, además de ser una empresa que forma parte del servicio técnico oficial de marcas tan famosas como Fagor, Panasonic o Edesa y de otras muchas comoAspes, Equation, Atlantic, Linea plus, Amica, Apell, Dicore, , Schneider, Kayami, Thermoequip, Ecotermi, y Keroclair como SAT Oficialentre otras.

En los últimos años, el sector del electrodoméstico está viviendo un auténtico auge debido a la continua aparición de avances y novedades tecnológicas que mejoran y superan con creces las ofertas anteriores del mismo producto.

Diferencias entre una reparación oficial y una no oficial.

Aunque pueda parecernos que el resultado es el mismo, a la larga no implica los mismos riesgos y resultados una reparación que otra. Las reparaciones oficiales son las que realiza el servicio técnico de la marca de nuestro electrodoméstico. También puede ser un servicio técnico que no sea propio de la marca pero que esté autorizado por ella para reparar sus dispositivos. Las reparaciones no oficiales las puede hacer cualquiera, sin tener ninguna relación con la marca. Puede ser un servicio técnico sin afiliación, un taller, una tienda de reparaciones o incluso las podemos hacer nosotros mismos.

Estas reparaciones no oficiales no sólo pueden no resolvernos el problema, sino que además pueden causar otros. Los técnicos a menudo se encuentran cables rotos, placas base con daños irreparables, piezas rotas, tornillos mal colocados o incluso falta de éstos. Además, no estamos exentos de que nos den gato por liebre y nos hagan la reparación con componentes no originales. Como consecuencia, al final termina saliendo más cara una reparación no oficial aunque en un primer momento pensemos que estamos ahorrando dinero de esta forma.

Añadir nuevo comentario