ir a la portada de ELPajarito.es

GDPR: Cómo afecta a las empresas europeas

¿Qué es la GDPR? ¿A qué se enfrentan las empresas europeas? La GDPR o RGPD (Reglamento General de Protección de Datos) es una nueva normativa europea que implanta un modelo obligatorio de privacidad. Es necesario, pues, contar con un mantenimiento informático altamente profesionalizado, pues muchas compañías han de ponerse al día sobre esta nueva normativa.

La GDPR (siglas en inglés) tiene como objetivo la protección de datos personales en Internet. Es un asunto tan novedoso, que existen empresas de informática que se han especializado en la protección de este tipo de información, para trabajar en la mejora de la seguridad de cualquier usuario, ya sea un particular, o bien un trabajador por cuenta ajena.

Existe un Reglamento adaptado a las necesidades de la Unión Europea para proteger los datos personales de manera acorde con el entorno digital actual, por ello, la seguridad informática para empresas resulta absolutamente esencial. La nueva normativa ha entrado ya en vigor, y será efectiva y de obligado cumplimiento, a partir de mayo de 2018. 

La seguridad informática es esencial

A día de hoy, son pocas las empresas y multinacionales españolas que están al corriente sobre cómo aplicar sistemas de seguridad altamente fiables. La nueva normativa viene a sustituir a la anterior, fechada en 1995, cuando Internet era sólo una anécdota y no estaba tan extendida como en la actualidad.

De hecho, hay muchas compañías españolas que, en la actualidad, están incumpliendo la nueva normativa de protección de datos, y que no tienen los conocimientos para poder aplicarla, puesto que es difícil de implantar, salvo para técnicos informáticos cualificados. Sin embargo, su incumplimiento, puede acarrear grandes sanciones económicas.

Es muy importante, más bien necesario, contar con la asesoría informática de empresas dedicadas tanto al mantenimiento informático en general, como a la seguridad informática en particular. De ahí que algunas compañías hayan externalizado sus servicios de informática, no sólo para cumplir con esta normativa tan novedosa, sino para tener un sistema informático sólido, accesible y seguro, algo que, hoy por hoy, es imprescindible para cualquier usuario.

Según las III Jornadas de Ciberseguridad en España, celebradas este verano, y en las que participaron destacadas personalidades de las esferas informáticas, de seguridad, de nuevas tecnologías y de la Policía Nacional, España tiene que ponerse al día en tecnologías de seguridad informática, para poder implantar con éxito la nueva normativa europea. Nadie debe ni puede quedarse atrás. Y en nuestro país, el desconocimiento de esta nueva normativa es bastante alto, en torno al 60% de las empresas no sabrían cómo aplicar sistemas de seguridad informática altamente eficaces.

Los principales retos de la seguridad informática

Según expertos en seguridad presentes en estas jornadas, el primer reto, y sin duda el más urgente, sería el del análisis de riesgos que deben realizar las compañías para detectar qué elementos pueden afectar a la privacidad de los datos personales.

Según el nuevo Reglamento, hay requisitos de obligado cumplimiento, y éstos se refieren a que el consentimiento ya no es tácito, sino que debe ser “claro y explícito”. Asimismo, aparece la figura del “derecho al olvido”, lo que significa que cualquier persona puede exigir que sus datos de carácter personal desaparezcan de proveedores de Internet, cuando no existan razones que justifiquen la aparición de estos datos.

Las sanciones económicas por no proteger datos de internautas son bastante cuantiosas. Es necesario, pues, que las empresas cuenten con asesoría informática altamente cualificada, para tomarse muy en serio este nuevo Reglamento de Protección de Datos.

Según una de las ponentes de las Jornadas, las multas por fuga de datos, pueden alcanzar los 20 millones de euros, o lo que es lo mismo, un 4% del volumen de negocio de cualquier empresa consolidada. Además, y no hay que perder este elemento de vista, la reputación de cualquier empresa que se viera sometida a la sustracción de datos personales, quedaría seriamente afectada, y este factor sería muy perjudicial para poder emprender negocios con total solvencia y confianza.

En términos generales, y para cumplir el nuevo Reglamento, puede decirse que éste aún no está configurado en su totalidad y que deben ser las compañías y empresas las que se dediquen a actuar en consecuencia con la protección de datos. Según los expertos, no es un reglamento excesivamente restrictivo, porque la norma se puede adaptar a cada empresa, aunque la otra cara de la moneda es que son las compañías las que deben buscar asesoría especializada en seguridad informática.

Es, pues, fundamental, para cualquier empresa europea, enfrentarse a la protección de datos, y para ello las compañías especializadas en seguridad informática son esenciales en el tratamiento de cualquier información. En la novedosa realidad virtual que vivimos, posiblemente muchas cuestiones sean una incógnita a día de hoy. Pero con la asesoría profesional de estas empresas, será mucho más fácil conseguir dos de los principales objetivos de cualquier entidad y de cualquier particular en estos lares: la seguridad informática y la protección de datos personales.

 

Añadir nuevo comentario