Domingo, 24 Septiembre, 2017 - 15:47
ir a la portada de ELPajarito.es

Las fobias más comunes en verano

Las vacaciones de verano son, teóricamente, tiempo de descanso y diversión. Pero para el 6% de la población española es, en realidad,  tiempo de miedo intenso, taquicardias y escalofríos, entre otros síntomas. Son los españoles que padecen fobias. El abandono del entorno conocido es un factor que puede afectar muy negativamente a las personas que padecen fobias. Únicamente el tratamiento por parte de psicólogos especializados es capaz de mejorar dichos síntomas y proporcionar una cura efectiva a los afectados.

La fobia es un miedo persistente e irracional que puede llegar a paralizar a la persona que lo padece y afectar gravemente a su calidad de vida. Es un trastorno psicológico que se desencadena ante una acción o elemento específico o ante situaciones sociales.

Los síntomas más comunes de las fobias y pánico son sensación de falta de aire y ahogo, miedo intenso, palpitaciones, taquicardia, dolores en el pecho, sudoración, escalofríos, temblores y miedo a perder el control o enloquecer. Si estos síntomas no son tratados adecuadamente por psicólogos especializados, pueden derivar en depresiones o situaciones graves de aislamiento.

Sus causas son muy variadas: desde una predisposición genética hasta un suceso traumático pueden ser el desencadenante de este tipo de patologías. También influye en su aparición el consumo de determinadas drogas como, por ejemplo, las anfetaminas.

Las fobias específicas surgen ante una situación concreta mientras que las fobias sociales suelen aparecer durante la infancia y adolescencia y funcionan como un mecanismo de autodefensa.

En vacaciones de verano, los pacientes que padecen fobias y pánico pueden ver agravada su situación al desplazarse a entornos desconocidos y no controlados, donde es habitual que haga aparición de forma imprevista su miedo irracional.

Las fobias específicas más comunes en estos meses de calor son:

  • Agorafobia. Es el miedo a espacios abiertos. Las personas que sufren esta clase de fobia creen que, si están en un lugar repleto de gente, no recibirán ayuda en una situación de peligro pues no podrán ser vistos. El verano es un período en el que muchas actividades tienen lugar al aire libre y es la época del año donde hay más conciertos y eventos populares abiertos. En lugares de playa también pueden desencadenarse situaciones de pánico en los agorafóbicos, sobre todo en destinos vacacionales tan frecuentados como las provincias de Alicante o Murcia. Los agorafóbicos se sienten aún más aislados en verano y su resistencia a salir de casa debe ser combatida con una terapia psicológica adecuada, que no ha de ser interrumpida con las vacaciones. Para ello, si el destino del agorafóbico es alguna playa de Murcia es recomendable que acuda a un psicólogo de Murcia especializado para continuar con su tratamiento.
  • Aracnofobia.  El verano es también época de proliferación de todo tipo de insectos y pequeños animales, sobre todo en lugares rurales. Esta fobia se caracteriza por el pánico a las arañas. El 33% de los afectados por fobias, sienten miedo irracional hacia las arañas. Elegir unas vacaciones en una casa de campo no es la mejor elección para estas personas.
  • Acrofobia. Se trata del miedo a las alturas y es también una fobia muy común. Los afectados por acrofobia deben tener en cuenta, al elegir sus vacaciones, que en viajes de senderismo o excursiones rurales es muy frecuente encontrarse con precipicios o tener que cruzar puentes. Además, viajes a grandes núcleos de población con muchos rascacielos también pueden desencadenar situaciones de pánico no deseadas en los acrofóbicos. 
  • Astrafobia.  Es una fobia menos frecuente que las anteriores pero la estación del año en la que aparecen más crisis generadas por astrofobia es, sin duda, el verano. Se trata del miedo irracional a los rayos o tormentas eléctricas. Para un astrafóbico, una noche de tormenta de verano es su peor pesadilla. Ante ello, la mejor opción es no salir a la calle y consultar las previsiones meteorológicas para prevenir episodios de ansiedad o de pánico.

La desensibilización sistemática es uno de los tratamientos más utilizados para abordar estos trastornos. Consiste en la exposición paulatina del sujeto ante el desencadenante de su miedo o pánico. Una exposición que se efectúa de forma imaginaria o directa, si es posible.

En todo caso, la web https://www.psicologos-es.com proporciona un completo listado de lo mejores psicólogos en las principales ciudades y municipios de España. Sea cual fuere el destino del paciente afectado por una fobia, en esta web encontrará datos de contacto de los mejores especialistas para no interrumpir su tratamiento en los meses de vacaciones o para iniciar una terapia psicológica nueva, si así lo precisara.

En dicha web, supervisada por el reconocido especialista Antonio Luis Maldonado Cervera, hay psicólogos de Madrid, Barcelona, Murcia, Bilbao, Málaga, Tenerife, Valencia, Sevilla, etc. quienes abordan todo tipo de trastornos, desde las mencionadas fobias hasta alcoholismo, pasando por terapia de pareja, terapia familiar, depresión o psicología infantil.

 

 

 

 

 

Añadir nuevo comentario