ir a la portada de ELPajarito.es

Facilidades para contratar un servicio funerario, ¿las conoces?

No es tarea fácil contratar servicios funerarios, de hecho es uno de los trámites más duros que puede llevar a cabo una persona. Para hacerlo algo más llevadero conviene conocer los derechos y posibilidades con las que cuenta una persona tras el fallecimiento de un ser querido en lo que respecta a la contratación de una funeraria. Esto es independiente de si la persona fallecida contaba o no con seguro de decesos. Es muy importante conocer las distintas posibilidades que existen llegado el amargo momento. Por ello se recomienda conocer las pautas antes de enfrentarnos a la muerte de un familiar.

¿Qué contamos con seguro a priori?

En caso de contar con seguro, lo primero que debe hacerse es ponerse en contacto con la compañía aseguradora dejando en sus manos todo lo concerniente al velatorio y al sepelio. Es muy posible que dicha empresa mantenga convenios con diferentes compañías funerarias, y ofrecerá al interesado la posibilidad de contratar los servicios de un tanatorio determinado. Aquí un derecho que debemos conocer y tener claro, es el cliente quien elegirá la funeraria que crea necesaria o más se ajuste a sus necesidades: teniendo en cuenta la cercanía, el precio a pagar, o los servicios prestados; nunca será la empresa quien imponga alguna opción determinada. Así también el interesado tiene derecho a conocer antes de su elección el precio pedido por cada funeraria, se podrá solicitar presupuesto sin compromiso.

Una vez elegida la funeraria, el cliente podrá indicarlo a su compañía aseguradora para que se ponga en contacto con ella, o bien, podrá indicarle a la funeraria que llame a su compañía de seguro de decesos y realice todos los trámites necesarios.

Para la tranquilidad de los interesados, las empresas funerarias, en su gran mayoría, realizan la gestión completa de los servicios necesarios, como son: salas de velatorios, flores, “catering”, entierro y ceremonias de despedida, traslados, cremación, o incluso, hoy en día, “apps” para honrar la memoria del difunto.

En cuanto al precio a pagar por los servicios de una funeraria no variará si se posee seguro de antemano o si no, así que la gestión directa por parte de las empresas no lleva asociado un coste adicional para la familia que lo contrata.