ir a la portada de ELPajarito.es

España, Alemania o Brasil, ¿quién ganará el Mundial?

"Spagna-Italia: Isco fa piccoli gli azzurri" by Nazionale Calcio (CC BY 2.0)

A pocos meses del inicio del Mundial de Rusia, las cartas empiezan a estar echadas y ya tenemos un grupo de tres o cuatro selecciones que son claras candidatas al título.

Tras cuatro largos años de espera, vuelve el Mundial de fútbol. La competición más importante del balompié se trasladará de Brasil hasta Rusia, sede de la misma para este 2018. En él hay un grupo de varias selecciones que están entre las favoritas según los pronósticos para alzarse con el título de campeones, entre las que destacan Brasil, Alemania, Francia y España.

Los brasileños parecen haber vuelto a armar un conjunto capaz de ganar a casi cualquier rival. Se han paseado en la clasificación sudamericana para el Mundial, en la cual Argentina o Uruguay han sufrido mucho para conseguir su plaza. De la mano de un Neymar Jr. que sigue prometiendo ser el número uno dentro de poco, su seleccionador, Adenor Leonardo Bacchi, Tite, ha confeccionado un conjunto lleno de magia y grandes talentos.

Con ellos, la ‘canarinha’ buscará el que sería su sexto título mundial. Ahora mismo tiene cinco, pero desde que en 2002 Ronaldo, Rivaldo y compañía lo lograran ganar en Corea y Japón, ninguna selección suya ha vuelto a pisar la final. En la última Copa del Mundo llegaron hasta las semifinales, donde fueron machacados por la campeona, Alemania.

Precisamente los germanos, son otros de los grandes favoritos. Defienden corona y están ante la posibilidad de igualar a Brasil en el palmarés. En su contra juega la dificultad de ganar dos títulos consecutivos, algo que solo lo ha conseguido la ‘canarinha’ en toda la historia de este deporte.

Por ello, Joaquim Low pretende hacer una pequeña revolución en un equipo que podría contar con varios jóvenes. Hombres como Timo Werner, Leon Goretzka o Julian Draxler podrían tener un papel muy importante en su selección. También queda abierto el debate en la portería, ya que Low siempre ha dado dicha responsabilidad a Manuel Neuer, pero su falta de partidos esta temporada podría relegarle al banquillo en favor de un Marc-André Ter Stegen que está demostrando ser uno de los mejores guardametas del mundo.

Otra de las grandes sensaciones de los últimos años a nivel internacional está siendo Francia. Finalista en la última Eurocopa, llegan a este Mundial con muchos futbolistas que juegan en la élite de este deporte. Hombres como Antoine Griezmann, Kylian Mbappé o Paul Pogba dotarán a los suyos de la experiencia necesaria para los grandes partidos.

Pero Francia no son solo jugadores de talla mundial, pues Didier Deschamps podrá contar con una de las mejores selecciones hombre por hombre. Ousmane Dembélé, Samuel Umtiti, Raphael Varane, Hugo Lloris, Nabil Fekir o Anthony Martial son varios de la generación de jóvenes que vienen pisando fuerte en Francia.

Y, como no podía ser de otra forma, España será el otro gallo del corral. No cabe duda de que la llegada de Julen Lopetegui ha sido todo un acierto para la “Roja”, que está consiguiendo llevar el cambio generacional muy bien. Con hombres como Isco Alarcón, Álvaro Morata o Koke Resurrección, España ha logrado ser esa selección que a través de la posesión domina y crea muchos problemas a todos sus rivales.

Además, como también pasa en Francia y Alemania, sus categorías inferiores siguen rindiendo a buen nivel, despuntando muchos de sus jugadores jóvenes ya en grandes equipos, como podría ser el caso de Marco Asensio en el Real Madrid.

Los Grupos, el momento de demostrar

Pero, una cosa es la teoría y otra la práctica. Una vez que las favoritas han sido analizadas brevemente, vamos a pasar al camino que cada selección tendrá en su intento de ganar este Mundial.

El Grupo A lo componen la anfitriona, Rusia, Uruguay, Egipto y Arabia Saudí. Las favoritas para clasificarse son los sudamericanos y los europeos, aunque no habrá que descartar a Egipto, que tendrá sus opciones. Completamente fuera queda una Arabia Saudí para la que ya es un logro poder estar en esta competición.

El Grupo B está formado por Portugal, España, Marruecos e Irán. Las dos grandes candidatas a pasar a octavos son las europeas, aunque Marruecos les podría dar algún susto si estas se descuidan. Definitivo será el partido que abra este Grupo entre España y Portugal para decidir quién pasa como primera y quién como segunda.

En el Grupo C nos encontramos con Francia, Perú, Dinamarca y Australia, siendo bastante sencillo en principio para los de Deschamps clasificarse como primeros. Sin embargo, hay dudas entre qué selección podría ser segunda, hecho que a priori deberían jugarse entre peruanos y daneses.

Seguimos avanzando y llegamos al Grupo D, seguramente uno de los más duros del campeonato. En él, Argentina parte como favorita, pero tendrá que enfrentarse a Croacia, Islandia y Nigeria, tres rivales de mucha talla. Difícil saber cuales estarán en octavos y en que posiciones se clasificarán, aunque Croacia y Argentina pintan como los mejor colocados para ello.

El Grupo E lo forman Brasil, Suiza, Serbia y Costa Rica. A priori, Brasil no tendrá mayor problema para clasificarse como primera, pues es muy superior a sus rivales. Parece que entre las dos selecciones europeas se jugarán esa segunda plaza a la que Costa Rica es difícil que acceda.

En el siguiente Grupo, el F, nos encontramos a la actual campeona y defensora del título, Alemania. Los de Low tendrán que lidiar con México, Corea del Sur y Suecia para clasificarse como primeros. Su rival más fuerte será México, aunque las otras dos selecciones prometen dar mucha guerra.

El Grupo G está compuesto por Bélgica, Inglaterra, Túnez y Panamá. En él, los dos equipos europeos son los grandes favoritos para los octavos, aunque es complicado adivinar en que posiciones acabarán. Habrá que estar muy atentos, por tanto, al duelo de la última jornada en el que Bélgica e Inglaterra medirán sus fuerzas. La gran esperanza inglesa para que su selección vuelva a hacer algo grande en un torneo internacional es Harry Kane, que está realizando una temporada magnífica con el Tottenham Hotspur.

Y por último el Grupo H, en el que Polonia parte con más opciones que el resto para clasificarse. Colombia, Japón y Senegal esperan poder luchar con los europeos para pasar, siendo los cafeteros los que más opciones tienen de clasificarse para los octavos de final. Incluso, podría darse el caso de que la selección sudamericana acceda a estos como primera, aunque tendrán que estar muy atentos a los otros dos rivales para no sufrir un traspiés que les cueste demasiado caro.

Los cruces, lo más complicado del Mundial

Normalmente, en la fase de Grupos, siempre hay sorpresas mayúsculas de selecciones incluso favoritas que se quedan fuera de las eliminatorias. Ejemplos como el de España en el Mundial de Brasil nos hacen recordar la importancia de realizar una buena primera fase para después intentar el asalto al título.

En este apartado también incluimos la importancia del puesto ocupado en el Grupo. Muchas veces el camino hacia la final se queda muy despejado por un lado del cuadro, mientras que por el otro van la mayoría de los favoritos. Por ello, analizamos los posibles cruces que se podrían dar.

En el primer lado del cuadro, estarán los ganadores de los Grupos A, C, E y G y se enfrentarán a los segundos de los Grupos B, D, F y H, respectivamente. Si todo va según lo previsto, en teoría deberíamos tener como primeros a Uruguay, Francia, Brasil y Bélgica y como segundos a Portugal, Croacia, México y Colombia. Sin embargo, como ya hemos explicado, es muy complicado que estos pronósticos se cumplan y seguro que habrá sorpresas ya desde octavos.

Por tanto, el segundo cuadro contará con los ganadores de los Grupos B, D, F y H, los cuales se medirán en octavos a los subcampeones de los Grupos A, C, E y G, respectivamente. España, Argentina, Alemania y Polonia jugarían contra Rusia, Perú, Suiza e Inglaterra, siendo unos duelos más asequibles a priori que los del otro lado. Eso sí, en este cuadro quedarían tres selecciones muy potentes, claras candidatas al título como son España, Argentina y, sobre todo, Alemania, lo que complica todo a partir de cuartos.

Ahora queda la duda de qué cuadro escoger en función de cómo avanzan los grupos. En principio ambos están bastante igualados, pero una sorpresa con la eliminación de un favorito los cambiaría radicalmente. Un hecho que tendrán que evaluar en la última jornada las selecciones para trazar una posible estrategia.

El camino para España, si todo marcha según lo previsto, sería enfrentarse a Rusia o Uruguay en los octavos de final, a Argentina en cuartos, a Alemania en semis y a Brasil o Francia en la gran final. Unos cruces durísimos y muy complicados de superar, teniendo uno de los peores caminos hacia la final, aunque, esta es la teoría y habrá que ver la práctica.

Por hacer otra simulación, Brasil tendría un recorrido algo más sencillo. La ‘canarinha’ comenzaría con unos octavos frente a México, después se mediría al ganador del Bélgica Colombia y en semifinales le tocaría enfrentarse a su primera gran rival, Francia. Por último, en la final podría tener hasta tres rivales, los cuales saldrían entre Argentina, España o Alemania.

La aparición de los grandes jugadores

Pero en los Mundiales no todo son estadísticas y números. Precisamente, para acabar con ello están los mejores futbolistas, los cuales tratan de imponer su mandato.

Por ello, Uno de los puntos fuertes de los Mundiales son los jugadores. Futbolistas desconocidos se muestran ante el mundo entero, mientras que otros reafirman su buen nivel teniendo un papel decisivo en sus equipos. Aunque, sin duda, los que más destacan son las grandes estrellas que conducen a sus selecciones a la final y ganan el campeonato.

Gracias a este tipo de gestas, se han quedado guardadas en la historia de los Mundiales las actuaciones de hombres como Diego Armando Maradona o Edson Arantes, Pelé. Ambos astros llevaron a sus equipos hacia el título, siendo los mejores jugadores de sus Mundiales.

En el de Rusia hay un nombre que destaca por encima del resto. Ese no podía ser otro que el de Lionel Messi, argentino que pretende ganar la Copa del Mundo en la que casi con total seguridad será su última oportunidad. En el recuerdo, la final de hace cuatro años perdida ante Alemania.

A su sombra creció en Barcelona un Neymar Jr. que pretende coronarse como nuevo mejor jugador del mundo. Es el capitán de Brasil y el equipo juega para él. Un punto a favor suyo es que su selección no depende exclusivamente de sus actuaciones, al menos no tanto como la argentina de Messi. Parece que este podría ser su gran momento, el que cambie la historia y le coloque a la altura del crack del FC Barcelona.

Una figura que podría volver a emerger es la de Cristiano Ronaldo. El portugués consiguió llevar a su selección al título en la última Eurocopa sin estar en ninguna quiniela. Un hecho que tratará de repetir para conseguir la única copa que le falta por ganar, la del Mundo.

En Francia, se espera que dos figuras reluzcan con luz propia. Antoine Griezmann es un futbolista que ha madurado lo suficiente y podría estar ante su gran oportunidad, siendo la principal referencia del equipo. Pero el joven Kylian Mbappé también quiere demostrar de lo que es capaz, ayudando a Francia a conquistar un título que se les resiste desde el 98.

Otras duplas que podemos destacar para el Mundial son las formadas por Eden Hazard y Kevin de Bruyne en Bélgica y la de Luis Suárez y Edinson Cavani en Uruguay. Sin embargo, y a pesar de que puedan hacer un buen Mundial, tendrán complicado acabar ganando el campeonato.

Por último, aunque no menos importante, destacamos a dos selecciones que no relucen por sus individualidades, sino por el grupo que forman entre todos. De hecho, ambas son las dos últimas campeonas del Mundial, España y Alemania, títulos que lograron a través del juego combinativo y de dominar los partidos sin importar los jugadores que estuvieran sobre el campo.

Con estilos muy parecidos desde hace años, españoles y alemanes no tienen a grandes estrellas dominadoras del fútbol, aunque sí que cuentan con buenos futbolistas. En el caso de los de Lopetegui, Isco, Morata, Andrés Iniesta, Sergio Ramos o David Silva son algunos de los nombres más conocidos en el mundo del fútbol. Por su parte, Low cuenta con hombres como Toni Kroos, Thomas Müller, Mats Hummels, Mesut Özil, Leroy Sané, Julian Draxler, Ílkay Gündogan o sus grandes guardametas Neuer y Ter Stegen.

Ahora queda por ver si de nuevo se vuelve a imponer la calidad y el estilo clásico de los últimos ganadores o si se recupera el formato de un equipo campeón con un jugador muy dominador e influyente.