ir a la portada de ELPajarito.es

Eléctricas y con equilibrio automático: así se perfilan las motos del futuro

Se habla mucho de los coches eléctricos, del impacto que generan en el ambiente y de los planes de expansión hacia ese mercado de las grandes marcas. Pero no solo vamos a tener que hablar de los coches: las motos eléctricas también prometen innovar en los próximos años para poder ayudar cada vez más al conductor en situaciones complicadas para los años inmediatos de las grandes firmas.

El mercado ha evolucionado de la misma manera en que el mercado global ha vivido una revolución tecnológica que no parece parar. Google ya dio sus primeros pasos al construir su propio coche autónomo y sacarlo a varias calles de Estados Unidos; Samsung hizo lo propio con varios coches en California y Apple también ha compartido sus planes de diseñar su propio vehículo.

Precisamente hacia este mecanismo autónomo, que elimina al conductor, es hacia donde apuntan los fabricantes de motos. Basta con echarle un vistazo a la Honda Riding Assist, una moto que se mantiene en pie, sin depender de que el conductor lo haga, pretendiendo reducir las caídas cuando la moto disminuye la velocidad o cuando está detenida. Aunque no es un modelo completamente autónomo, sí da indicios de que pronto lo será: este modelo es capaz de seguirnos a la velocidad de nuestro paso y tiene sensores en los laterales que evitan atropellos mientras se mueve sin conductor.   

Veamos ahora la BMW Vision Next 100, un modelo futurista que nos recuerda a las motocicletas de Batman, no solo por su diseño sino por su funcionamiento: una moto completamente eléctrica, que transmite toda la información mediante unas gafas por las cuales también sabremos las condiciones del camino y también servirán como sistema de protección propio.

Por último, Yamaha ha querido ir más allá y en lugar de construir una moto, ha construido un robot que conduce como un humano, con manos para manipular los cambios y pies para maniobrar las marchas, y desde la compañía se afirma que buscan un modelo que pueda vencer a Valentino Rossi.

¿Qué pasa con los modelos actuales?

Por ahora, estos modelos son meras ideas de las grandes firmas sobre la imagen de las motos en el futuro, pero no parecen estar en construcción para distribución masiva, al menos no por el momento. BMW ha afirmado que no se plantea masificar su diseño por lo menos en los próximos 30 años y el robot de Yamaha fue más una muestra de lo que pueden hacer que una idea que vayamos a ver en las calles pronto. Sin embargo resulta interesante el ejercicio de imaginar a través de modelos reales lo que el futuro nos depara, así sean aproximaciones. 

Con respecto a los modelos actuales, seguirán el curso natural de la evolución: serán útiles hasta que el mismo mercado marque su fecha de retirada. Lo que sí es cierto es que ante la abultada demanda de motos, los modelos eléctricos han ganado terreno al ser una alternativa amigable con el medio ambiente y mucho más silenciosas a la hora de ponerlas en marcha.

Estas ventajas, junto a las regulaciones ambientales impuestas por los gobiernos de varios países y la urgente necesidad de actuar con consciencia ambiental, han orientado a la industria automotriz hacia el desarrollo de nuevos modelos inteligentes que cubran la demanda sin descuidar el factor contaminante que ha caracterizado a los motores diésel durante años. Estas ventajas resultan útiles para aquellos compradores que están indecisos sobre qué modelo comprar. En cuanto a la elección de una aseguradora de confianza, encuentra las mejores condiciones para tu moto con el seguro de www.allianz.es.