ir a la portada de ELPajarito.es

La elección de una cuna para nuestro bebé: La primera elección difícil que deberemos afrontar como padre

Ser padres no es tarea fácil, en el trayecto se nos presentarán varias elecciones complicadas que nos pondrán en aprietos, decisiones que dependerán de muchos factores, pero que como padres trataremos de hacer lo mejor para que nuestro hijo tenga las mejores condiciones, tratando de adaptar estas decisiones a las diferentes condiciones que tenga nuestro bebé, como también tratando de que se ajuste al presupuesto con el cual contamos.

La primera tarea complicada que se nos presenta en el camino tiene que ver con la elección de las cunas de bebé, elección que deberemos hacer antes de nacer nuestro bebé. La razón de que sea una elección difícil es bastante sencilla de observar, una cuna es ese lugar en el cual nuestro hijo pasara gran parte de sus primeros años de vida, es por ello que su cuna debe ser un lugar donde se sienta cómodo y donde nosotros también podamos sentirnos seguros de que no le pasara nada y que podamos tener fácil acceso a la cuna. La elección se complica un poco más cuando comenzamos a darnos cuenta de la cantidad de opciones y marcas de cunas que podemos encontrar en el mercado, es por ello que buscamos darle un poco de información sobre las diferentes cunas que existen para que puedan tomar una decisión que se ajuste mejor a todas las necesidades del nuevo bebé e incluso a nuestras necesidades como padres. Entre los diferentes tipos de cunas tenemos:

La minicuna o moisés son variedades de cunas más pequeñas que las convencionales, tienen como ventaja que ocuparan una pequeña cantidad de espacio, las minicunas suelen usarse específicamente en los primeros meses de vida del niño, son artículos realmente cómodos porque ocupan muy poco espacio y además pueden moverse sin problema por toda la casa.

Las cunas tradicionales son como todos las conocemos, tienen cuatro lados fijos. Por supuesto podemos encontrarlas en diferentes materiales y modelos, en este caso la elección de una cuna tradicional dependería de nosotros y de la decoración o los gustos que tengamos. Suelen ser un poco más económicas pero la movilidad es casi nula, es decir, no podremos moverla casi de su lugar.

Las cunas evolutivas son muy interesantes, están diseñadas para crecer con el bebé, es decir, será un poco más cara que otras cunas pero mientras pase el tiempo podremos irla adaptando al tamaño de nuestro bebé, algo que puede hacer que a la larga la cuna salga realmente más económica.

Si viajamos mucho no debemos dudar considerar las cunas de viaje, cunas que pueden plegarse y guardar en una bolsa para llevarlas a otro lugar y transportarse. Suelen ser muy económicas y solo deben usarse como cunas para cuando viajemos con nuestro bebé.

Existen otros tipos de cunas el mercado pero las anteriores son las mejores que podemos encontrar, además a la hora de instalar nuestra cuna debemos tomar en cuenta que la base sea sólida, que no tenga ningún borde filoso, que la distancia entre los barrotes debe ser pequeña para que la cabeza de nuestro bebé no quepa en ellos, que la altura de la barandilla debe ser suficiente para que nuestro hijo parado no pueda salirse y que el colchón debe ser cómodo pero firme.

Son muchas las decisiones que debemos tomar respecto a la compra de una cuna, por eso es recomendable realizar esta compra con bastante calma y conversando en pareja todos los factores que influirán en la compra.

 

 

Añadir nuevo comentario