ir a la portada de ELPajarito.es

Efectos secundarios que produce el consumo de maca andina

Se aconseja consumir cualquier suplemento bajo supervisión médica

La moda de los super-alimentos ha hecho que cada vez más personas se decanten por tomar ciertos productos, sin saber muy bien las consecuencias que estos pueden tener sobre su organismo.

Esto es lo que ha ocurrido con la maca, una planta herbácea nativa de los Andes peruanos. Además de su uso alimentario sus raíces poseen propiedades que aumentan la fertilidad. Los pobladores andinos desde la antigüedad la utilizaban para mejorar sus capacidades físicas y mentales.

La maca andina se asemeja mucho a un rábano en forma, sin embargo, es ligeramente más grande en tamaño. La raíz es de tres a seis centímetros de ancho y 4,7 cm de largo. Se cultiva en las altas mesetas andinas, en latitudes de 4.400 metros sobre el nivel del mar. Sus orígenes son desconocidos, pero se sabe que en el Pueblo de Reyes de Junín (una ciudad de Perú), ya se cultivaba hace miles de años. La maca se ha encontrado en muchos sitios arqueológicos, entendiéndose por tanto que formaba parte de la dieta de los pobladores el antiguo Perú. Ellos ya la utilizaban por sus propiedades sanadoras y afrodisíacas.

Existen cuatro tipos reconocidos de maca, dependiendo del color de la raíz, estas pueden variar entre: color amarillo crema o rosa claro, violeta oscuro o negro.

Con la llegada de los colonizadores españoles, a la maca le sucedió lo mismo que al amaranto, a la chía y a la quinoa, y es que fue menospreciada y casi extinguida, al ser reemplazado por ganado y por otros cultivos.

La maca era considerada una planta de pobres, debido a que crecía en las zonas más desfavorecidas y su cultivo era difícil. No fue si no hasta 1982 que la FAO la declaró una especie en extinción, cuando la comunidad científica y los gobiernos comenzaron a interesarse de nuevo en ella, aumentando así el cultivo en Perú.

Esto provocó que muchos amantes de la salud pusieran sus ojos en ella. Y aunque las poblaciones indígenas la conocen desde hace siglos, la maca es bastante nueva en el mundo occidental como suplemento comercial, pero está ganando rápidamente popularidad debido a sus propiedades. El problema viene cuando esas propiedades son sumamente explotadas y no se avisa a los consumidores de los riesgos que tiene ingerir esta raíz por cuenta propia. Por ejemplo, en países como Noruega la maca es considerada un medicamento y no puede ser comprada libremente si no a través de receta médica, debido a los posibles efectos secundarios que puede padecer aquel que la consuma.

Contraindicaciones de la maca andina

Consumir sin control y sin saber cuáles pueden ser los efectos secundarios de la maca andina, no es aconsejable, debido a todas las posibles contraindicaciones que puede padecer el consumidor.

Es común que muchas personas tomen esta raíz como un suplemento en su alimentación, lo que acaba provocando que ingieran más cantidad de la necesaria. Cuando esto ocurre muchas de ellas experimentan efectos adversos.

La maca andina debe ser consumida de forma paulatina y lenta al principio, ya que en cualquier otro caso puede haber peligros y efectos perjudiciales para la salud.

Efectos secundarios del consumo de maca andina

Se ha demostrado que la maca como tal no genera ningún problema en la salud, pero su mal uso puede provocar una serie de efectos no deseados en el organismo tales como:

A continuación se enumeran algunos de los efectos secundarios que puede conllevar consumir maca andina, sin supervisión y sin una gestión adecuada de ella:

  1. Insomnio: conocida por aportar energía, uno de los posibles efectos que puede acarrear en el insomnio. Es por este motivo que su consumo se aconseja en las mañanas en vez de en las tardes o en las noches.
  2. Tiroides: si se padece tiroides, el consumo excesivo de maca puede empeorar los síntomas, ya que la raíz tiene un alto porcentaje de yodo. No es recomendable el uso de maca en personas que padezcan esta enfermedad.
  3. Descomposición intestinal: la excesiva ingesta puede traer consigo problemas, pues produce efectos acelerados en la digestión, lo que genera ganes y en algunas ocasiones diarreas ligeras.
  4. Alergias: esto no está relacionado con el mal consumo de la planta, sino con una alergia intrínseca del consumidor. Si al tomarla aparece  urticaria en la piel, es probable que el usuario padezca intolerancia.
  5. Acidez: es posible que algunas personas presenten acidez y ardores estomacales al consumir la maca. Es por eso que es mejor consumirla en dosis bajas.
  6. Embarazo: durante el periodo de gestación y de lactancia materna quizás no sea recomendable el consumo de complementos de maca, porque pueden contener algún ingrediente contaminante que afecte de manera negativa al bebé o a la madre.

 

Añadir nuevo comentario