ir a la portada de ELPajarito.es

Desguaces de vehículos

Un desguace es un lugar en el que podemos encontrar diferentes piezas para reparar nuestro vehículo. Por ejemplo, en el caso de que tengamos un coche que ya no se fabrica, encontrar un recambio del mismo puede ser una completa odisea. Lo único que tendríamos que hacer es echar un vistazo a desguaces de vehiculos y no solo tardaremos muy poco en hallar lo que buscamos, si no que lo podremos hacer a un precio muy competitivo.

Ahora bien, debes de saber que los desguaces modernos han evolucionado hasta tal punto que no solo se dedican a servir de provisión de piezas, si no que también se encargan de realizar otros servicios mucho más avanzados.

Evolución de los desguaces de vehículos hasta nuestros días 

Lo primero que debes de saber sobre estos cementerios de coches es que no solo se les conoce como tales o bien por el término de “Desguace”, en la actualidad se denominan Centros Autorizados de Tratamiento de vehículos (conocidos por las siglas CATV.

¿Qué servicios nos ofrece un CATV? 

Piezas: Como ya hemos comentado, uno de los servicios principales que nos ofrecen es la de ayudarnos a conseguir piezas. Estas piezas, aunque hayan sido usadas en su mayoría, estarán en perfecto estado y es que cada una de ellas es revisada para poder corroborar que cumplen con la función que deberían de realizar. Además, son descontaminadas siguiendo el tratamiento más adecuado en cada caso. Si una pieza no cumpliese con unos mínimos de calidad y seguridad, no sería comercializada o por lo menos, no debería.

Baja del vehículo: En el momento en el que llevamos un vehículo a un desguace, lo último que queremos es volver a tener noticias del mismo. Para facilitar todo el papeleo que hay que llevar a cabo en estos momentos, los CATV también se encargan de tramitar la baja. Lo más común es que no cobren un suplemento por este tipo de servicio, aunque si bien es cierto que esto dependerá de cada centro en cuestión. La baja la tramitan directamente en la DGT.

Certificado de destrucción del vehículo: También pueden emitir un certificado que garantizará que el vehículo se ha destruido. De la misma manera que el proceso de baja, este proceso suele ser gratuito, pero vale la pena que lo comprobemos para evitar cualquier tipo de sorpresa desagradable.

Recogida de vehículos: Algunos CATV nos proporcionan un servicio de recogida de vehículo, llevándolo directamente al centro (una buena opción en el caso de que el vehículo ya no funcione, lo hayamos dado de baja o cualquier otro tipo de situación relacionada).

Además, también tenemos que saber que los desguaces se han modernizado y ahora los podemos encontrar en muchas páginas de Internet. La idea es que podamos encontrar la pieza buscada con tan solo escribir una referencia o descripción, encargarla y tenerla a nuestra disposición en un tiempo mínimo.

Y de esta forma, al igual que otros muchos sectores, han evolucionado los burdos desguaces que no tenían muy buena presencia, a un sofisticado negocio próspero pensado para ofrecer una atención completamente personalizada al usuario.

Añadir nuevo comentario