ir a la portada de ELPajarito.es

Cuida la salud dental de tus hijos para evitar futuros problemas

La salud bucodental es un asunto que cada vez preocupa más a los españoles. El gasto medio que realiza un individuo al año acudiendo a un dentista es de unos seiscientos euros aproximadamente. Los tratamientos más caros, pero al mismo tiempo los más demandados, son las prótesis y los implantes dentales.

No obstante, siguiendo un correcto seguimiento de la salud bucodental, este gasto se reduce considerablemente, y aunque las visitas al dentista deben realizarse de forma periódica para llevar a cabo las revisiones necesarias, el usuario podrá eliminar los gastos derivados de esos tratamientos.

La caries: una enfermedad que afecta a adultos y a niños

Aproximadamente el ochenta y seis por ciento de los menores de doce años tiene caries, por lo que el papel de los padres es fundamental para la detección a tiempo de esta o de cualquier otra enfermedad bucodental. Por ello es preciso que lleven a sus hijos al dentista infantil o al odontopediatra para su observación.

Otro tratamiento muy demandado es la ortodoncia, ya sea por salud o por estética, siendo los doce años la edad recomendada para el comienzo del mismo. Además, las maloclusiones están asociadas a los hábitos de la niñez, como por ejemplo chuparse el dedo, el uso del chupete o la caída temprana de algún diente.

Por lo tanto, las caries, las maloclusiones y otras enfermedades asociadas a una edad avanzada, tales como la pérdida dental, son evitables si el dentista las detecta a tiempo, ya que la mayoría de las veces se deben a los descuidos en la niñez.

Cuida la salud bucal de tu hijo desde el primer día

Muchas personas creen que no es necesario lavar la boca del bebé hasta que no aparece el primer diente. Sin embargo, esta acción debe realizarse desde su nacimiento. Bastará con humedecer una gasa limpia y frotar suavemente las encías.

Una vez que comienzan a salir los primeros dientes, es importante establecer una rutina de limpieza bucodental. Los padres deben lavar los dientes de sus hijos al menos tres veces al día o después de cada comida. La limpieza tiene que llevarse a cabo con un cepillo especial para niños, el cual disponga de un cabezal pequeño y filamentos suaves. Estos cepillos suelen tener un mango grueso y ergonómico que se adapta a la mano del pequeño.

El chupete puede ser de gran ayuda durante los primeros meses de vida del niño. No obstante, no se debe abusar del mismo y es mejor que deje de utilizarlo a partir del año, evitando así las malformaciones. Chuparse el dedo también afecta negativamente a la posición de los dientes, a la mordida y al desarrollo de la mandíbula.

Otros consejos a tener en cuenta

Los niños no deben utilizar la misma pasta de dientes que los adultos. En el mercado existen dentífricos con un contenido en flúor adecuado para los menores de seis años.

El azúcar es el principal enemigo de la salud bucodental, por lo que se debe evitar en la medida de lo posible su consumo. De este modo se previene la aparición de caries.

 

 

Añadir nuevo comentario