ir a la portada de ELPajarito.es

¿Cómo funcionan las cuotas de las apuestas deportivas?

Uno de los conceptos que todo apostante debe dominar es el de las cuotas. Las cuotas son lo que una casa de apuestas ofrece al jugador si su apuesta resulta ganadora, y el encargado de fijarlas es la propia casa de apuestas. Según la cuota hay más o menos probabilidades de que una apuesta acabe en verde o no, y se pueden expresar en tres formatos: decimal, fraccionario y americano. Algunas casas de apuestas ofrecen supercuotas o megacuotas exclusivas para nuevos jugadores, aunque se pueden hacer apuestas deportivas sin deposito en yourate.com.

Cuanto más alta sea una cuota mayor será el premio que se lleve el apostante por cada euro jugado, aunque también es cierto que las opciones de acertar la apuesta son menores. En cambio, si la cuota es baja las posibilidades de acierto se multiplican pero la recompensa por cada euro jugado no será tan buena. Para calcular las posibilidades de que la apuesta acabe en verde se puede dividir 1 entre la cuota y multiplicar el resultado por 100. Así, con una cuota 1.80 las opciones serían 1/1.80=0,55x100=55 %. La apuesta tendía un 55 % de posibilidades de cumplirse.

Formatos de cuotas

El formato más habitual en las casas de apuestas que operan en España -y en casi toda Europa- es el formato decimal, que indica la ganancia bruta por euro apostado. Siguiendo con el ejemplo anterior, si la apuesta se cumple nos llevaríamos 1,80 € por cada euro apostado, el que hemos jugado y 0,80 € de ganancias. En Reino Unido se utiliza el sistema fraccionario, una fracción donde el numerador indica el beneficio neto y el denominador la cantidad a jugar. Así, en una cuota ¾ tendríamos que jugar 4 € para ganar 3 €.

Finalmente está el formato americano, utilizado principalmente en los países americanos como los Estados Unidos. Utilizan como punto de partida los 100 dólares, y a partir de ahí indican cuánto hay que apostar para ganar esos 100 dólares. Puede ser positiva o negativa. Por ejemplo, con una cuota +150 dólares indica que el jugador ganará 150 dólares por cada 100 apostados; pero si la cuota es -150 dólares nos indica que tendremos que apostar esos 150 dólares para embolsarnos 100 dólares. En Europa no suele verse.

Las cuotas no son fijas, sino que oscilan según la ley de la oferta y la demanda. Las casas de apuestas lanzan los mercados a una cuota determinada, pero si muchos jugadores apuestan una gran cantidad de dinero en la misma apuesta su cuota bajará, haciendo que suban las cuotas del resto de opciones. A veces son las propias casas de apuestas las que reajustan los mercados -por ejemplo ante lesiones, cuando se configura la parrilla en motos, etc., pero el cambio no afecta a las apuestas hechas antes del reajuste.

Añadir nuevo comentario