ir a la portada de ELPajarito.es

¿Cómo ahorrar tinta de la impresora?

Aportamos algunas buenas ideas para intentar que el cartucho de tinta dure más y podamos sacarle el máximo partido

Por comodidad o pensando que puede salir más económico, cuando tenemos que imprimir cualquier documento o imagen, solemos utilizar los servicios que ofrecen las copisterias, creyendo que nos podemos ahorrar comprar los cartuchos de tinta de nuestra impresora, pero, a la larga, esta opción suele salirnos más cara.

Es necesario conocer algunas recomendaciones para ahorrar tinta y poder sacarle el máximo provecho a nuestra impresora.

Un ejemplo, es utilizar el modo ahorro. La gran mayoría de las impresoras en la actualidad nos permiten seleccionar la opción de modo borrador o ahorro desde propiedades de la impresora. Al imprimir en esta modalidad obtendremos copias de menor calidad, pero conseguirás una reducción en el gasto de tinta, sobre todo si imprimes documentos de uso personal.

Imprimir solo lo necesario, parece un consejo bastante básico, pero muchas veces se nos olvida, e imprimimos todo el documento cuando solo necesitábamos una página. Esto también nos ocurre cuando imprimimos desde internet, donde generalmente en la impresión se incluyen anuncios, enlaces, etc. Para evitar que nos ocurra esto lo mejor es, antes de imprimir, hacer una vista previa y confirmar que imprimiremos lo que nos interesa.

Además, si utilizas la impresora varias veces en el mismo día, lo ideal es dejarla encendida, ya que la impresora cada vez que la encendemos utiliza una pequeña cantidad de tinta.

Puedes intentar imprimir solo en negro, si no te interesa tener documentos con imágenes a color, deshabilitando la opción de impresión color.

Un dato muy importante y que nos puede ayudar en el ahorro, es conocer que algunas fuentes utilizan menos tinta al imprimir. Si elijes las fuentes adecuadas te ahorraras un poco más de tinta. Utilizar el formato negrita también hace que gastes más.

Cuando la impresora nos avise que los cartuchos de tinta se están agotando, podemos retirarlos balancearlos con suavidad, volver a colocarlos y de este modo conseguir algunas impresiones más.

Es importante sustituir los cartuchos cuando ya no tengan tinta. No hacerlo es un error, puesto que, por ejemplo, si se nos ha acabado la tinta negra, es muy probable que la impresora utilice el cartucho de color para imprimir en negro, lo que a la larga nos implicará el gasto del cartucho a color.

Además, comprar cartuchos compatibles  es una buena forma de ahorrar dinero. Existen cartuchos compatibles de calidad, puedes probar en utilizar esta forma alternativa de ahorro.