ir a la portada de ELPajarito.es

Las apuestas en linea, un negocio en auge en nuestro país

La industria de las apuestas online se consolida en España. A medida que el país se va «recuperando» de la crisis económica, este sector ha ido subiendo enteros y hoy en día genera enormes cantidades de beneficios ―los informes más recientes de la Dirección General de Ordenación del Juego estiman que en España se mueven más de diez mil millones de euros en apuestas en línea―. Las apuestas deportivas están entrando a formar parte de la rutina de muchos españoles. Como dato, las casas de apuestas de la capital han subido un 140 % en los últimos cuatro años. Analicemos algunos de los factores que abonan el terreno para el crecimiento de este sector.

La inversión en publicidad

España es uno de los países menos estrictos en cuestiones de regulación de la publicidad de apuestas y juegos de azar. Los casinos y casas de apuestas en línea pueden publicitarse prácticamente en cualquier medio u horario ―ya vimos que durante el Mundial de Rusia de emitía publicidad de estas empresas incluso en horario infantil―, lo cual les granjea, por supuesto, numerosos jugadores que, de lo contrario, posiblemente ni siquiera pudieran llegar a conocerlas. Varios de los grandes equipos de primera división han lucido en sus camisetas publicidad de reconocidas casas de apuestas y muchos jugadores del máximo nivel protagonizan anuncios en televisión: es una gran inversión que les genera popularidad y nuevos jugadores interesados.

Información disponible para todos

Además de casas de apuestas online perfectamente adaptadas y regularizadas para operar en nuestro país, comienzan a proliferar los sitios de información sobre juegos de azar y apuestas totalmente en castellano y con información especialmente dirigida al público español. Un buen ejemplo sería OnlineCasinoReports.es, que ofrece reseñas de los principales casinos, guías de juego, datos sobre buenas prácticas y juego responsable, etcétera. Si estás pensando en probar suerte en un casino, no está de más que te des una vuelta por uno de estos sitios antes: un jugador bien informado es un jugador a salvo de fraudes y engaños.

Menos impuestos, ¡así cualquiera!

Hasta hace poco, las casas de apuestas pagaban un 25 % de impuestos al Estado por el desarrollo de su actividad. Recientemente ha sido aprobada una ley por la que este impuesto se baja hasta el 20 %. No es de extrañar que las grandes casas de apuestas ―¡y las pequeñas!― se estén interesando especialmente en el mercado español: menos impuestos que en otros países, publicidad libre y muchos usuarios interesados en los grandes eventos deportivos, ¿qué más se puede pedir?

 

Añadir nuevo comentario