ir a la portada de ELPajarito.es

Aprende a hacer tus propias velas de miel de forma fácil

Hacer velas caseras es más fácil de lo que pensabas, sólo necesitas unos pocos materiales, un molde, y ganas de hacer algo creativo con tus propias manos. Las velas han sido siempre un elemento decorativo muy especial para colocar en el hogar, no sólo aportan un toque estético delicado, sino también crean ambientes acogedores y cálidos.

En el caso de las velas de miel, tienen un significado aún más especial, pues están asociadas nada más y nada menos que con la fuerza del Sol. Esto implica que la energía del Sol puede ser redirigida hacia algún proyecto personal, principalmente hacia aquellos que tienen que ver con el dinero.

También se cree que las velas de miel son las más adecuadas cuando lo que se desea es establecer una comunicación con el Universo, para recibir mensajes, hacer canalizaciones o limpiar nuestro espíritu o aura. De igual forma, son usada también en rituales para atraer el amor, o crear una buena comunicación con la pareja.

Por otro lado, es un producto cien por cien ecológico, que además desprende un intenso y agradable perfume, cuyas cualidades para salud también hay que tener en cuenta. El aroma de la miel alivia dolencias como el asma, la rinitis alérgica y todas aquellas enfermedades del aparato respiratorio, puesto que limpian el aire y lo depura de radicales libres y toxinas.

Como ves, si te decides a hacer tus propias velas de miel, no sólo estarás aportando un toque decorativo original a tu casa, sino que también puedes atraer buenas energías a tus proyectos materiales y sentimentales, al tiempo que mejoras tu salud. Pero veamos paso a paso, cómo puedes hacer tus propias velas de miel.

Cómo hacer velas de miel caseras paso a paso

Para poder hacer las velas de miel en casa necesitas unos materiales muy sencillos, que son:

·         Moldes para las velas

·         Cera de abejas amarilla

·         Mecha de algodón

·         Láminas de cera de abeja

·         Miel: 1/2 cucharadita de café diluida en un poco de agua caliente

·         Cúter, agujas, regla, y tijeras

Una vez y tengas los materiales, a continuación, te explicamos los pasos que debes seguir para poder hacer tus propias velas de miel:

1.   Funde la cera de abejas en perlas en el microondas, una vez fundida, llena los moldes y a continuación déjalos enfriar.

2.   Corta las placas o láminas con la forma que desees, en rectángulos, triángulos, etc.

3.   Coloca la mecha en una de las esquinas y pégala bien a la placa. Si ves que la placa está muy fría puedes darle un poco de calor con la ayuda de un secador.

4.   Enrolla la placa poco a poco hasta el final.

5.   Cuando cortes la placa en forma de triángulo, verás que la forma final de la vela quedará diferente, pues se verán capas superpuestas.

Siguiendo los pasos anteriores podrás hacer tus propias velas de miel de una forma muy sencilla y económica. Lo bueno es que puedes hacerlas de mil formas distintas, desde las clásicas en forma de cilindro, redondas, cuadradas, o usando diferentes tipos de moldes con formas más elaboradas. En todos los casos, el resultado final será una preciosa vela natural que embellecerá cualquier lugar donde la coloques.

Y puesto que ya conoces algunas de las principales cualidades de la miel cuando la usamos para hacer velas, debes saber también que tiene otras muchas características beneficiosas para nuestra salud.

Sin entrar demasiado en profundidad en todos los beneficios que la miel nos puede aportar, debes saber que no sólo se usa como ingrediente beneficioso en la alimentación, sino también en la cosmética.

La miel y la cosmética natural

La cosmética, siguiendo la evolución que la sociedad ha experimentado en los últimos años, está dando un giro hacia lo natural. Al igual que ha pasado y está pasando con la alimentación con la explosión de los productos eco y bio, si hablamos de la higiene y cuidado personal, cada vez hay más marcas prestigiosas de cosmética que prefieren usar ingredientes naturales para elaborar sus productos.

La miel, ha demostrado ser un ingrediente muy valioso como ingrediente para geles de baño, cremas hidratantes, champús, etc., en concreto la esencia de miel forma parte de muchos productos del cuidado personal por sus muchas cualidades.

Algunas de estas propiedades que justifican su uso en cosmética natural, son las siguientes:

·     Es una fuente de vitaminas y enzimas naturales que utilizada en forma de mascarilla la convierten en el tratamiento perfecto para pieles grasas.

·     Tiene una potente acción limpiadora y elimina toxinas lo que la hace idónea para pieles con acné u otros problemas e irritaciones.

·     Es un potente regenerador que lucha contra los signos de la edad y el envejecimiento de la piel, por lo que es ideal para prevenir la aparición de arrugas.

·     Tiene una fuerte acción cicatrizante por lo que es perfecta para tratar pequeñas heridas y rozaduras.

Como habrás podido comprobar, la miel da mucho de sí, ya sea en forma de velas, aromas, aceites, cremas o cualquier otro producto para el consumo humano.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Añadir nuevo comentario