ir a la portada de ELPajarito.es

Una veintena de camioneros resultan interceptados en un día conduciendo drogados en la Región

La Guardia Civil ha reiterado su mensaje a aquellos conductores, sean profesionales o no, que de forma imprudente conducen después de haber bebido o tomado drogas

La Guardia Civil de la Región de Murcia ha desarrollado una jornada de intensificación para el control de vehículos de transporte de mercancías cuyo objetivo ha sido la vigiliancia de estos conductores profesionales durante 24 horas, desde las 6:00 del día 2 a las 6:00 del día 3 de noviembre de 2017, tratando de controlar todas las rutas principales del sector del transporte.

Según los datos de la campaña, han sido controlados un total de 235 vehículos de transporte de mercancías, de los que 19 de ellos han resultado positivo en las pruebas de detección de drogas, 6 cocaína, 12 en THC y 1 simultáneamente en Cocaína-THC, por lo que fueron denunciados ante la Jefatura Provincial de Tráfico de Murcia, por una infracción al artículo 14 de la vigente Ley de Seguridad Vial, al conducir un vehículo con presencia de drogas en el organismo, hecho que está sancionado con una multa 1.000 euros y la pérdida de 6 puntos de su permiso de conducción.

De esta manera, los vehículos fueron inmovilizados debido a la peligrosidad que conlleva la circulación de un vehículo de gran tonelaje en estas condiciones y la merma de reflejos que la ingestión de drogas/alcohol conlleva, hasta que, tras desplazarse hasta allí un conductor alternativo y comprobar que reuniera los requisitos legales para la conducción de este tipo de vehículos.

Asimismo, se han impuesto 48 denuncias entre las que destacan las de exceso de tiempos de conducción o aminoración del descanso, por el peligro que comportan, a la vez que se detectaban 7 infracciones relacionadas con la Ley de Seguridad Vial.

 

Desde la Agrupación de Tráfico mantienen su esfuerzo para detectar este tipo conductas, como prioridad para el mantenimiento de la seguridad vial, dado el peligro real que comportan para la circulación en caso de accidente en el que estén implicados estos vehículos pesados.

La Guardia Civil ha reiterado su mensaje a aquellos conductores, sean profesionales o no, que de forma imprudente y temeraria, a pesar de las campañas y advertencias de la Dirección General de Tráfico, conducen después de haber bebido o tomado drogas, recordando que, sin perjuicio de la sistemática realización de controles preventivos ordinarios o especiales, se someterá las preceptivas pruebas de alcoholemia y drogas a todos los conductores que sean denunciados por la comisión de infracciones, implicación en accidentes o aquellos otros en que se detecte su consumo en el curso de otras actividades de vigilancia e inspección que se lleven a cabo.

 

loading...