ir a la portada de ELPajarito.es

Una profesora de los marroquíes ‘expulsados’ de una discoteca: "Los apartaron sin mirarles el DNI"

La docente de Lengua y Literatura asegura que a los cuatro jóvenes se les impidió la entrada en el local de fiestas de La Manga "por el color de su piel"
Una fiesta en la discoteca Trips

La polémica por la prohibición a cuatro chicos musulmanes de entrar a la discoteca Trips de La Manga del Mar Menor continúa. Los cuatro jóvenes

habían estrenado traje para celebrar, junto al resto de sus compañeros de un instituto de Fuente Álamo (Murcia), su graduación al terminar el bachiller, pero no pudieron entrar en el local.

Virginia Álvarez Rinaldi, profesora de Lengua y Literatura de estos jóvenes, afirma que los "cuatro chicos, inteligentes, capacitados y muy respetuosos, vieron frustrada su noche más especial, apartándolos de la fila de entrada sin ni siquiera mirarles el DNI”. Esta profesora tiene claro que no se les dejó entrar en la discoteca por "por el color de su piel", según declaró a la Ser.

Tres de ellos se habían graduado, al terminar segundo de Bachillerato, y el cuarto de ellos había sido compañero en cursos pasados.

El Ayuntamiento de Fuente Álamo mostró su rechazo a cualquier actitud racista en contra de personas de distinta etnia o credo, al tiempo que manifiestó su apoyo a los cuatro alumnos musulmanes, a quienes se les impidió el acceso a una fiesta organizada apelando al derecho de admisión del local.

El alcalde de Fuente Álamo, Antonio Jesús García Conesa, recibió a los estudiantes afectados, alumnos de 2º de Bachillerato del Instituto de Educación Secundaria Pueblos de la Villa.

Desde la comunidad islámica en Murcia han rechazado de plano la decisión de prohibir la entrada a una discoteca a estos cuatro jóvenes, y aunque lo condenan lo consideran un hecho puntual, ya que los centros de enseñanza y el profesorado de la Región se caracterizan "por su capacidad para integrar a alumnos de distintas culturas".