ir a la portada de ELPajarito.es

Una pareja pierde la custodia de sus hijos por no denunciar los abusos sexuales de un familiar

La sentencia destaca que “la actitud pasiva y de desinterés de los progenitores quedó acreditada con ocasión de los abusos sexuales sobre uno de los menores”

El despreocuparse de perseguir los abusos sexuales de los que habría sido víctima uno de sus dos hijos, por los que se investiga a un familiar, ha llevado a los jueces a confirmar la decisión adoptada por la Comunidad Autónoma de Murcia de asumir la tutela de los mismos.

Así se recoge en una sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Murcia que desestima el recurso presentado por el padre contra la dictada por un Juzgado de Primera Instancia de esa ciudad el pasado diciembre y por la que se rechazó la demanda con la que se había opuesto a la decisión adoptada por la administración regional.

Señala la Sala que la dirección general de Familia y Políticas Sociales de la Comunidad Autónoma tomó aquella decisión al apreciar el estado de desamparo en el que se encontraban los menores y que quedó acreditado con el informe emitido al respecto.

El Juzgado coincidió con la procedencia de que fueran los servicios públicos los que se encargaran de la custodia de ambos, decisión que ahora encuentra el respaldo de la Audiencia.

Dice este segundo tribunal en la sentencia a la que ha tenido acceso Efe que «la actitud pasiva y de desinterés de los progenitores quedó acreditada con ocasión de los abusos sexuales sobre uno de los menores, imputados a uno de sus familiares».

Y añade que aquellos tardaron ocho meses en denunciar los hechos, pese a que la posibilidad de su existencia ya aparecía en un informe elaborado por los técnicos tiempo atrás.

Además, la Sala dice que la asunción de la tutela por la administración también está justificada porque los padres no garantizan las necesidades más elementales y básicas de los niños.

Y añaden que, junto a todo ello, se encuentra el dato de que ambos están necesitados de afecto y que uno precisa de necesidades educativas especiales, debido a la minusvalía que padece, a lo que es preciso unir la limitación intelectual de los padres.

Añadir nuevo comentario