ir a la portada de ELPajarito.es

Una mujer pierde el subsidio de desempleo al encontrar su hija un trabajo de 585 euros al mes

El TSJ de Murcia desestima el recurso porque al computar los ingresos de la hija, los de la unidad familiar superaban el 75 por ciento del Salario Mínimo Interprofesional
Tribunal Superior de Justicia de Murcia

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Región de Murcia ha desestimado el recurso presentado por una mujer contra la sentencia de un Juzgado que rechazó la demanda que había entablado contra el Servicio Público de Empleo Estatal (SPEE) por la retirada de las prestaciones de desempleo debido a que su hija había encontrado trabajo.

La sentencia señala que el Juzgado de lo Social de Murcia al que correspondió su demanda declaró probado que la ahora apelante, en abril de 2016, solicitó la prórroga del subsidio de desempleo por cargas familiares que percibía.

El SPEE se negó a ello, por la causa apuntada, por lo que acudió a los tribunales, donde sus pretensiones no han prosperado.

En su recurso, señaló que su hija comenzó a trabajar en noviembre de 2015 y que percibe un sueldo mensual de 585 euros, incluida la prorrata de pagas extraordinarias.

El Juzgado, con el que coincide la Sala, no estimó el recurso porque al computar los ingresos de la hija, los de la unidad familiar superaban el 75 por ciento del Salario Mínimo Interprofesional, por lo que perdía su derecho a seguir con la prestación que recibía.

Comentarios

Enviado por Fernando Ruiz-C... el

Mientras que para el Ministerio de Hacienda la Unidad Familiar no es tal si no hay un contrato de matrimonio, a poder ser católico, y por lo tanto las declaraciones no se pueden unificar entre dos personas que conviven en el mismo domicilio y comparten hijos comunes; para el Servicio Público de Empleo Estatal, el concepto de Unidad Familiar incluye a TODOS los habitantes de ese mismo domicilio para computar los ingresos. Es curioso el uso de esta doble vara de medir.
Pero además, si uno de los hijos, como ocurre en el caso de este artículo, tiene la mala suerte de encontrar un trabajo y al mes siguiente decide que se marcha de casa para emanciparse, resulta que tres años después,debido a esa circunstancia, las prestaciones solicitadas por ser desempleada de larga duración aprobadas por ese mismo organismo tras presentar todos los documentos y reunir los requisitos exigidos, son consideradas ilegales, siendo exigidas bajo amenaza y coacción a pesar de continuar en paro la persona que las solicitó, ya que las alegaciones dadas no son ni leídas generándose automáticamente el correspondiente ultimátum; por lo que no queda más remedio que presentar demanda contra la S.S. y esperar a que el juez de turno considere que todas estas circunstancias son un cúmulo de "injusticias".
Mientras unos se apropian a manos llenas del dinero público que nunca devuelven, a los necesitados se les exprime por sistema, ya que por desgracia, ni los recursos de unos tienen algo en común con los de otros, ni la Justicia es igual para todos; por mucho que nos lo digan los reyes, o los presidentes del Gobierno.

Añadir nuevo comentario