ir a la portada de ELPajarito.es

Una docena de conductores profesionales dan positivo en las pruebas alcohol y drogas en una semana

La Guardia Civil ha realizado una campaña especial de vigilancia sobre vehículos pesados tras el accidente en el que murieron 5 personas y que fue provocado supuestamente por un camionero drogado

La Guardia Civil de la Región de Murcia ha realizado durante la pasada semana una campaña especial sobre conductores profesionales de vehículos pesados que concluyó con la detección de una docena de personas conduciendo bajo la influencia de drogas y dos más bajo la influencia de alcohol.

El objetivo de la campaña era la detección de infracciones graves que afectan a la Seguridad Vial, como por ejemplo la conducción bajo efectos del alcohol o las drogas, tiempos de conducción y descanso, uso del teléfono móvil y otras distracciones, dadas las consecuencias que, en caso de accidente, producen estos vehículos pesados. La campaña ha tenido lugar tras el accidente en el que murieron cinco personas provocado por un camionero que supuestamente conducía bajo los efectos de la droga

Así, los agentes del Sector de Tráfico de la Guardia Civil de la Región de Murcia han intensificado y controlado a 609 conductores profesionales, de los que 11 de ellos han dado positivo en las pruebas de detección de drogas y que han sido denunciados ante la Jefatura Provincial de Tráfico de Murcia por una infracción a la vigente Ley de Seguridad Vial, al conducir un vehículo con presencia de drogas en el organismo hecho que, tras la última reforma normativa, está sancionado con una multa 1.000 euros y la pérdida de seis puntos de su permiso de conducción.

Asimismo, los agentes han detectado a otros dos conductores de camiones que también dieron positivo en el control de alcoholemia, lo que supone para el infractor una denuncia al Reglamento General de Circulación, también sancionado con 1.000 euros y la detracción de 4 a 6 puntos del permiso de conducción, dependiendo de la tasa.

Del mismo modo,durante la campaña también se han impuesto 62 denuncias por exceso de tiempos de conducción o aminoración del descanso y una por manipulación del tacógrafo que impiden conocer la conducción y descansos reales, a la vez que se ha detectado una docena de denuncias por uso del teléfono móvil y otras distracciones en la conducción. .

Como consecuencia de las infracciones detectadas por drogas y alcohol, los vehículos fueron inmovilizados debido a la peligrosidad que conlleva la circulación de un vehículo de gran tonelaje en estas circunstancias y la merma de reflejos que la ingestión de drogas o alcohol conlleva. Esta medida se encuentra activa hasta que un conductor alternativo se desplace hasta el lugar de la inmovilización y se compruebe que reúne los requisitos legales para la conducción de este tipo de vehículos y que se encuentre en condiciones adecuadas para hacerlo.

Desde la Benemérita han recordado a los conductores, profesionales o no, que a pesar de las campañas y advertencias de la Dirección General de Tráfico (DGT) conducen después de haber bebido o tomado drogas, señalando que, sin perjuicio de la sistemática realización de controles preventivos ordinarios o especiales, se someterá las preceptivas pruebas de alcoholemia y drogas a todos los conductores que sean denunciados por la comisión de infracciones, implicación en accidentes o aquellos otros en que se detecte su consumo en el curso de otras actividades de vigilancia e inspección que se lleven a cabo.

El objetivo de estas actuaciones es lograr concienciar a los ciudadanos y, en especial, a los conductores de vehículos de transporte de mercancías o viajeros, ya que bajo los efectos de estas sustancias los reflejos y capacidades para el control de los vehículos se ven mermados, además de garantizar la seguridad vial en nuestras carreteras, evitando la producción de accidentes de circulación y las consecuencias de los mismos. 

 

 

loading...

Añadir nuevo comentario