ir a la portada de ELPajarito.es

Un incendio en una casa rural de Moratalla obliga a atender a 5 miembros de una familia

El incendio se produjo en el Paraje de los Hornillos de Moratalla

Cinco miembros de una misma familia tuvieron que ser atendidos en la madrugada de este lunes, fundamentalmente por inhalación de humo, tras incendiarse el salón de la casa rural en la que se encontraban, en Moratalla, según informaron fuentes del Centro de Coordinación de Emergencias de la Región de Murcia.

El Teléfono Único de Emergencias 112 recibió una llamada alertando del suceso poco antes de las 1.30 horas de este lunes. El fuego se había iniciado en el salón de un alojamiento rural en el paraje de Los Hornillos, cerca del Cortijo de Rojas. Se trataba de dos viviendas adosadas, en cuyo interior se encontraba una familia con siete personas en el interior, entre ellos, varios niños.

Los afectados informaban de que habían podido sofocar las llamas, pero señalaban que aún había mucho humo en el interior de la vivienda y no podían salir de la misma debido al humo que les impedía la visión, ya que en el interior del inmueble, además, no había luz.

Inmediatamente al lugar del suceso acudieron efectivos de Policía Local de Moratalla, de Protección Civil, con un camión autobomba rural, y cuatro ambulancias. Los afectados finalmente habían podido salir de la vivienda y solicitaban asistencia sanitaria.

Protección Civil de Moratalla procedió así a la extinción definitiva del fuego, que afectó particularmente al salón, donde habían ardido diferentes enseres, y llevó a cabo la posterior ventilación de la vivienda afectada.

Finalmente fueron cinco las personas atendidas, la mayoría intoxicadas por inhalación de humos, de las cuales tres necesitaron traslado sanitario al hospital del Noroeste. Uno de ellos presentaba quemaduras en una muñeca y en la cara y fue trasladado por la UME al hospital de Caravaca.

Dos personas más tuvieron que ser trasladadas por la ambulancia concertada al mismo centro sanitario. Las edades de las personas que se encontraban en el interior de la vivienda oscilan entre los 15 y los 75 años.