ir a la portada de ELPajarito.es

El último murciano vivo del horror nazi: “Murcia es mi vida y está en mi corazón”

El Ayuntamiento de Murcia debatirá una propuesta de la Asociación de la Memoria Histórica para homenajear a los deportados del municipio a los campos de exterminio nazis
Francisco Griéguez, con la carta que le ha enviado la Asociación de la Memoria Histórica de Murcia (Foto: C. Hernández)

En los próximos días, en el Ayuntamiento de Murcia se debatirá una propuesta para homenajear a los deportados del municipio a los campos de exterminio nazis y, en especial a Francisco Griéguez Pina, de 98 años, el único que todavía vive.

Gracias al investigador y periodista Carlos Hernández, el historiador Víctor Peñalver acaba de hablar con Griéguez (reside en el sur de Francia desde la liberación de Mauthausen) y “me ha transmitido su emoción al saber que su ciudad le recordará tras 72 años de silencio y olvido”. En palabras de Griéguez: "Murcia es mi vida y está en mi corazón".

“Este tipo de actos sirven para paliar las injusticias del pasado y devolver las dignidades robadas. Ojalá todos los grupos políticos municipales muestren su apoyo unánime a esta petición”, señala Peñalver, quien agradece “la grandiosa labor de mis amigos de la asociación de memoria histórica de Murcia ‘Tenemos Memoria ‘, que han tenido el detalle de enviar a Griéguez una placa honorífica y una afectuosa carta”. En la placa puede leerse: “A Francisco Griéguez Pina. Desde Murcia, la ciudad que lo vio nacer. En reconocimiento a su resistencia y lucha contra el fascismo”.

Petición al Ayuntamiento de Murcia

El pasado 6 de junio, en representación de la Asociación de la Memoria Histórica de Murcia, Pepe Sánchez, José Luis López-Mesas y Rufino Garrido, presentaron un escrito ante el Ayuntamiento de Murcia en el que se pide que se le rinda un homenaje a los deportados del municipio de Murcia a los campos de exterminio nazis.

Entre los años 1940-1945 fueron deportados desde Francia a esos campos de exterminio nazis 85 republicanos nacidos en el municipio de Murcia, de los cuales fueron asesinados 53. De los 520 republicanos de toda la provincia de Murcia deportados a esos campos de exterminio fueron asesinados 285.

En el escrito se sugiere que se erija un monolito con los nombres de todos estos republicanos en el lateral de la Cárcel Vieja que da a la Plaza Circular.

De entre todos estos republicanos todavía vive Francisco Griéguez Pina, que actualmente reside en una localidad del sur de Francia, en Gardanne.

“Para este señor hemos solicitado que por parte del ayuntamiento de Murcia se le envíe como homenaje una placa de reconocimiento por su defensa de la libertad, de la democracia y por el sufrimiento que tanto él como sus compañeros padecieron bajo el régimen nazi”.

Comentarios

Enviado por luisa lanuza so... el

Hola.

Soy una persona de origen judío u odio el nazismo.

Aunque no viví la época franquista, ya que soy joven.

Saludos.

Añadir nuevo comentario