ir a la portada de ELPajarito.es

El tráfico de drogas y los asaltos a viviendas crecen más de un 5% en la Región

La tasa de criminalidad descendió, no obstante, casi un 4% durante el año pasado. Destacan las cifras en el municipio de Lorca, donde el tráfico de estupefacientes aumentó en un 85%

La tasa de criminalidad en la Región de Murcia descendió un 3,9 por ciento en 2016 con respecto al año anterior, aunque aumentaron los delitos de tráfico de drogas (6,5 por ciento) y los robos con fuerza en domicilios, que pasaron de 5.068 a 5.328 (5,1 por ciento).

Los datos han sido recogidos en el Balance de Criminalidad correspondiente al año 2016, donde se pone de manifiesto que los delitos y faltas pasan de 53.374 a 51.318 en 2016.

Mientras que los homicidios dolosos y asesinatos consumados en la Región de Murcia se han mantenido (12), los robos con violencia e intimidación han subido, pasando de 1.480 a 1.500 (1,4 por ciento), así como la sustracción de vehículos a motor (1,8 por ciento), y los daños (1,2 por ciento). Por el contrario, el descenso más importante se experimentó en los hurtos, que pasan de 16.697 a 15.740 infracciones. 

Por municipios, en Murcia resalta que no se ha cometido ningún asesinato, frente a uno de 2015. Asimismo el único delito que ha crecido ha sido el robo con violencia e intimidación, que ha pasado de 180 a 207 infracciones (15 por ciento).

En el balance general, los delitos y faltas caen un 12,5 por ciento, con 6.716 infracciones. El descenso más acusado se registra en el tráfico de drogas, con un 22,7 por ciento menos, seguido de los hurtos (15,2 por ciento), los daños (12,1 por ciento), la sustracción de vehículos a motor y los robos con fuerza en domicilios.

Mientras que en Cartagena, los delitos y faltas caen un 12,5 y el único que crece es el robo con violencia e intimidación, que lo hace un 15 por ciento. El resto registra descensos, el mayoritario el tráfico de drogas, que cae un 22,7 por ciento.

En Lorca destaca el aumento en un 85 por ciento el tráfico de drogas. Los homicidios se mantienen y en un cómputo global, los delitos y faltas decrecen un 10,7 por ciento. El descenso más acusado es en los robos con violencia e intimidación (27,7 por ciento), la sustracción de vehículos a motor (14,3 por ciento) y los hurtos (13,5 por ciento).

Por último, en Molina de Segura, los robos con violencia e intimidación descienden más de un 36 por ciento y los daños lo hacen en un 13,4 por ciento. Sin embargo, aumenta un 33 por ciento el tráfico de drogas, un 24 por ciento lo hace la sustracción de vehículos a motor y un 16,6 por ciento el robo con fuerza en domicilios.

Añadir nuevo comentario