ir a la portada de ELPajarito.es

Tomás Fuertes tilda de “caprichos” las protestas contra la granja de cerdos en el Monte Arabí, Patrimonio de la Humanidad

El presidente del grupo Fuertes defiende la legalidad de la explotación y amenaza con llevarse sus proyectos empresariales a otras regiones o a otros países si recibe presiones
Tomás Fuertes

El presidente del grupo Fuertes (ElPozo), Tomás Fuertes, calificó ayer de “caprichos” las protestas que se están realizando en Yecla contra la instalación de una granja para 20.000 cerdos en el Monte Arabí, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. La explotación porcina está previsto abrirla en el término municipal de Montealegre del Castillo (Albacete), justo en el límite con Yecla, donde el pasado sábado se manifestaron alrededor de 2.000 personas con los lemas  “Salvemos el Arabí” o “No a la granja porcina”.

En declaraciones a Radio Nacional de España, Tomás Fuertes dijo que si se encuentra con presiones para desarrollar sus proyectos tendrá que irse a otras regiones u otros países. Y criticó “los caprichos y los activistas que se dedican a hacer cosas para frenar todo…yo creo que en España no estamos para caprichos”.

El máximo responsable del grupo Fuertes no ve razones para “parar lo que es legal”. Tomás Fuertes sostiene que el proyecto de la granja porcina es “legal y honesto porque nosotros hacemos cosas que son honestas y legales”. Además, amenazó con irse a otro lugar si no se le permite realizar los proyectos que tiene la empresa que dirige. “Si inicias una cosa y no la haces, pues tendremos que irnos a otra región o a otro país a desarrollarla”.

Fuertes afirmó que “el medio ambiente y los derechos humanos hay que respetarlos, por principio” pero insistió en que, a su juicio, las protestas que hay en Yecla contra la granja porcina no están justificadas, y las considera “caprichos”.

La plataforma ‘Salvemos el Arabí’ viene mostrando su rechazo a “la construcción de dos explotaciones que albergarán más de 20.000 cerdos, con numerosas naves, balsas de purines y infraestructuras, una actividad incompatible con este enclave natural y cultural”. Este movimiento surgido espontáneamente hace unos días mantiene su intención de “alertar a la población del riesgo que supone la diseminación de purines y excrementos por toda la finca, lo que conllevará la filtración de nitratos y otros contaminantes a las aguas subterráneas, vitales para el suministro del municipio de Yecla”.

En la marcha del pasado sábado, los convocantes leyeron un duro manifiesto resaltando que “consideramos que bajo ningún concepto se deben permitir explotaciones de cerdos junto a este espléndido y protegido espacio natural. Instamos al Grupo Fuertes ElPozo a que reconsidere este nefasto proyecto, y solicitamos a la Junta de Castilla La Mancha que reevalúe el expediente y paralice este atentado medioambiental, con el objeto de salvaguardar un Patrimonio de la Humanidad como es el Monte Arabí”.