ir a la portada de ELPajarito.es

El TC sentencia que la Comunidad ha devuelto la extra de 2012 a los trabajadores de la UMU

El Alto Tribunal razona que los empleados han recuperado, gracias a varias normativas, las cantidades detraídas por las que se consideraba que el real decreto tenía carácter retroactivo

El Tribunal Constitucional (TC) estima resuelto el recurso de inconstitucionalidad de las normas que permitieron la supresión de la paga extraordinaria de diciembre de 2012 al personal laboral administrativo y de servicios de la Universidad de Murcia (UMU).

Así, el Boletín Oficial del Estado publicaba ayer la sentencia una vez que la sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Murcia remitiera la causa, en su auto de diciembre de 2014, al TC por considerar que el artículo 2 del Real Decreto sobre las medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad y el 2.1 de la ley regional de adaptación de la normativa en materia de función pública podían ser inconstitucionales.

El proceso se originó debido a una demanda de conflicto colectivo presentada por los sindicatos Sterm y CC OO contra la Universidad de Murcia por la supresión de la paga extraordinaria de diciembre de 2012 al personal de la UMU. Una medida incluida en los prespuestos del Gobierno regional "para conseguir la estabilidad presupuestaria" de la Administración regional y que, según explicaron, consideraban inconstitucional por su carácter retroactivo, ya que detraía la parte de la paga devengada hasta julio, cuando entró en vigor la norma.

No ha sido hasta ahora cuando el Constitucional ha dictaminado que el recurso contra el artículo 2.1 de la ley regional no es posible que sea admitido a trámite debido a "la falta de los requisitos procesales exigibles". Además, el TC no ha valorado la inconstitucionalidad del artículo 2 del real decreto con el que se adoptaban medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y el fomento de la competitividad, que supuso la supresión de una paga extra a los trabajadores de la UMU.

Según explica la sentencia, "la sucesiva recuperación por el personal laboral de administración y servicios de la UMU de las cantidades reconocidas en distintas normas -fueron aprobadas entre diciembre de 2014 y febrero de 2016- supone la satisfacción extraprocesal de la pretensión deducida", por lo que considera extinguida la cuestión de inconstitucionalidad "por desaparición sobrevenida de su objeto".
 
Por tanto, el Tribunal Constitucional considera que los trabajadores de la UMU han recuperado, a través de diversas normativas aprobadas por el Gobierno murciano, las cantidades detraídas en 2012, por las que se consideraba que el real decreto había tenido carácter retroactivo.