ir a la portada de ELPajarito.es

El TC revisa el caso de un paracaidista que quedó tetrapléjico y le negaron la indemnización

El Tribunal Constitucional admite a trámite el recurso de la familia del soldado que pide una indemnización por considerar que su sargento actuó con imprudencia en un salto en Murcia

El Tribunal Constitucional ha admitido a trámite el recurso de amparo de un soldado paracaidista que quedótetrapléjico después de ser obligado a saltar en condiciones arriesgadas y que pide una indemnización por considerar que su sargento actuó con imprudencia.

El accidente ocurrió durante unas maniobras desarrolladas en febrero de 2007, en las que participaba el Escuadrón de Zapadores Paracaidistas del Ejército del Aire -al que pertenecía el soldado afectado- y desarrolladas al pie de la sierra de Ricote.

Los saltos se efectuaron en condiciones de riesgo y dieron lugar a que los ocho militares que participaron resultaran heridos, uno de ellos, el militar cuya familia ha presentado el recurso de amparo, muy gravemente, hasta el punto de que las secuelas del accidente le provocaron una minusvalía del 88%.

«Se encuentra afecto de una tetraplejía espástica con estado vegetativo secundario a traumatismo craneoencefálico severo», recordaba en su sentencia la Sala de lo Militar del Supremo.

El Supremo absolvió al suboficial que dio la orden de saltar, pero lo hizo mediante un fallo de tres magistrados contra dos. Estos dos jueces que integraban el tribunal que firmó aquella sentencia firmaron un voto particular contrario a la absolución que fue muy crítico contra el fallo. Ahora el Constitucional revisará aquella sentencia.

Los dos magistrados discrepantes recordaban en su voto que el sargento debió ser condenado por haber dado la orden de saltar cuando las condiciones eran peligrosas y aconsejaban lo contrario. Pero sobre todo alertaban contra la actuación del Tribunal Militar Territorial Primero, que dictó la primera sentencia absolutoria que luego confirmó el Supremo y que ahora revisará el TC.

«En el juicio oral -comentaban-, además de practicarse una prueba pericial que no debió realizarse (...)» se produjeron «otras graves e importantes conculcaciones que también conducen a la nulidad», como que «se perdiera la hoja de cálculo» realizada dentro de los preparativos de los saltos «y que haya desaparecido el casco, la mochila y el paracaídas empleados por el soldado». También les sorprendía que se hubieran borrado los datos de la caja negra de la aeronave desde la que se produjeron los saltos.

El TC ha apreciado ahora que concurre en el recurso una especial trascendencia constitucional que afecta a una faceta de un derecho fundamental sobre el que no hay doctrina de este tribunal.