ir a la portada de ELPajarito.es

Suspendido un campeonato náutico nacional para no dañar los fondos marinos del Mar Menor

El I Campeonato de España de flyboard, deporte que utiliza una tabla que produce dos potentes chorros de agua hacia abajo, se iba a celebrar este fin de semana en Los Alcázares
Práctica del flyboard

El I Campeonato de España de la modalidad náutica flyboard, que consiste en elevarse hasta 15 metros por encima del agua con el impulso de chorros a presión, el cual iba a tener lugar en Los Alcázares (Murcia), ha sido suspendido por no contar con los permisos necesarios y ante la denuncia de que su desarrollo podría afectar a los fondos del Mar Menor.

Esta competición, que ya había sido anunciada y hasta se había publicado su cartel, no se celebrará finalmente después de que la Plataforma Pacto por el Mar Menor y la Asociación de Naturalistas del Sureste (ANSE) alertasen de que los chorros de agua generados para elevar a los participantes podrían tener un impacto medioambiental negativo.

La Endurance Flyski, que es como se denominó a este evento, se había programado para los días 24 y 25 de marzo en el Club Náutico Mar Menor de Los Alcázares, pero no todo estaba preparado para asistir a las piruetas de quienes se habían inscrito.

De hecho, la organización, que corría a cargo de la Federación Española de Motonáutica con colaboradores como el Consejo Superior de Deportes (CSD), el ayuntamiento de Los Alcázares y la Comunidad Autónoma, no había recibido los pertinentes permisos para una actividad en la que los deportistas se impulsan mediante unos tubos flexibles que están conectados a una moto acuática o una lancha que recoge agua por la proa y la expulsa a gran presión hacia abajo a través de una turbina por la popa.

La Plataforma Pacto por el Mar Menor y ANSE denunciaron que la potencia de esos chorros motivaría una mayor degradación de los fondos marinos en la laguna salada.

Las posibles repercusiones negativas sobre la Red Natura 2000, teniendo en cuenta la actual situación de fragilidad en la que se encuentra el ecosistema de la laguna, ha sido la principal causa de la no autorización del evento, que ya había sido ampliamente publicitado.

La Plataforma Pacto por el Mar Menor había criticado el evento por sus características: “La potencia de los chorros de agua que producen tanto la moto o lancha como la tabla, contribuirían a degradar aún más los ya alterados fondos marinos del Mar Menor”.

Añadir nuevo comentario