ir a la portada de ELPajarito.es

El Supremo deniega a un hombre la custodia compartida porque trabaja mucho y sin horario

El Alto Tribunal no admite el recurso del ciudadano murciano y declara firme la sentencia que la Audiencia Provincial de Murcia dictó en su momento
Tribunal Supremo

El Tribunal Supremo ha denegado la custodia compartida a un ciudadano de Murcia argumentado que trabaja mucho y sin horario. «Su profesión como letrado en un despacho profesional, labor que compatibiliza con la de profesor de artes marciales en un gimnasio, y la inexistencia de horario profesional predeterminado haría muy difícil el funcionamiento de una guarda y custodia compartida».

Es uno de los argumentos que se lee en un auto del Supremo, al que ha tenido acceso el diario La Opinión, por el que este tribunal deniega la petición de un murciano de pasar más tiempo con sus hijos después de su divorcio.

El Supremo apunta que, incluso antes de la ruptura, «la dinámica familiar se caracterizó por un reparto tradicional de roles» en los que «la madre era la cuidadora principal de los menores», mientras que el padre «desarrollaba una amplia actividad laboral».

Admite el tribunal que, después de la separación de la pareja, se produjo «una mayor implicación del padre», pese a lo cual «de acuerdo con el informe psicológico-forense, la custodia compartida no resulta aconsejable y podría suponer un prejuicio psicológico para los menores», según informa La Opinión.

El Tribunal no admite el recurso del hombre y declara firme la sentencia que la Audiencia Provincial de Murcia dictó en su momento. Contra esta resolución del Supremo ya no cabe recurso.