ir a la portada de ELPajarito.es

Sanidad expulsa a un jubilado de la lista de espera por negarse a ser operado en una clínica privada

Antonio Sánchez lleva un año y medio intentando ser intervenido de una hernia inguinal con “riesgo de infección”. En el hospital le amenazaron: "O te operas en la privada o te echamos de la lista"
Hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia

“O te operas en la privada o te echamos de la lista de espera”. Esta es la amenaza que recibió el profesor jubilado Antonio Sánchez al negarse a ser operado de una hernia inguinal en una clínica privada, porque prefería ser intervenido quirúrgicamente en un hospital público murciano. Y la amenaza se ha cumplido, según ha puesto en conocimiento de la Asociación de Usuarios de la Sanidad de la Región de Murcia y en las reclamaciones que ha presentado.

Un año y medio después de haber sido diagnosticado de hernia inguinal "con riesgo de infección por espondilitis" aún no ha conseguido operarse. A los dos meses de su diagnóstico lo remitieron a la clínica San José de Alcantarilla, un centro privado concertado, a lo que se opuso "porque para algo he elegido quedarme en la sanidad pública" y porque "me inspira más confianza lo público", aseguró a la cadena Ser.

Su negativa a operarse en la clínica privada le supuso la ‘expulsión’ provisional de la lista de espera. Así se lo comunicaron en el hospital de la Arrixaca de Murcia, algo que Antonio Sánchez no entiende. “Te pueden atender antes o después, pero no te pueden quitar de la lista de espera si tú no renuncias”, afirma a la Ser.

El profesor jubilado también denuncia que después de volver a su médico de cabecera para reiniciar los trámites para operarse, lo volvieron a derivar a la clínica San José de Alcantarilla, a lo que se negó de nuevo, algo que le ha acarreado la expulsión definitiva de la lista de espera.

Antonio Sánchez lamenta que no pueda elegir, ya que estaría dispuesto a esperar más tiempo para ser operado en la sanidad pública en vez de en la privada, pero denuncia es que no le den esa opción. “No entiendo por qué hay que irse forzosamente a la privada para ser operado. En mi opinión es un negocio en el que te obligan a caer y yo no quiero”, añade.

El pasado 23 de junio presentó una nueva reclamación en el hospital Virgen de la Arrixaca solicitando de nuevo la intervención quirúrgica con la doctora que le diagnosticó, y en el escrito señala que "no se puede amenazar a un paciente con darlo de baja de la lista de espera y ejecutar dicha amenaza si solicita información sobre el médico responsable de la intervención, máxime cuando son ustedes los que han incumplido la ley". 

Comentarios

Enviado por Cristina Jiméne... el

Mi caso es parecido. Operación de túnel carpiano. Rechacé operación por sanidad privada. Supuestamente estoy en lista de espera y así llevo tres años. Hace año y medio envíe reclamación a atención al paciente y me "tranquilizaron", estoy en lista de espera. El problema es que la lista no avanza o siempre me alcanzan los que tengo detrás y me adelantan. Como el problema mío, no es acuciante de momento no he emprendido ninguna acción. Soy de Cantabria.

Enviado por Jose el

Pero si el medico que te va a operar probablemente sea el mismo que en la pública, no entiendo este tipo de exigencias, es a todos los efectos un sanidad pública pues esta concertado. Si no te quieres operar estas rechazando la operación, hay mucha gente que paga para que le operen en esas clínicas.

Enviado por Isaac Gómez el

No lo acepta, simple y llanamente porque no acepta el desmantelamiento de la sanidad publica, que recorta personal, obliga a hacer horas de más en las guardias , y que pretende minar poco a poco el sistema sanitario publico con el fin de llenar los bolsillos de unos pocos y liberalizando el mercado sanitario, poniendo coomo escusa que lo privado funciona mejor, funciona mejor gracias a las subvenciones de amiguete.

Enviado por Patxi Español el

Está en su derecho de promover la sanidad pública, esa que todos queremos.
En vez de que poco a poco la desmantelen,
para que el objetivo NO sean los beneficios sino la SALUD.

Enviado por Ana Perez el

No, los medicos de la privada no tienen por qué ser los mismos que la publica, de hecho suelen ser distintos.

Enviado por jose gutierrez ... el

pues si suelen ser los mismos ami me lo recomendaron en mi ambulatorio y traBAJABA EN LA PUBLICA

Enviado por Paqui Canovas el

Aunque la persona que opera sea la misma las instalaciones y el materia a lo mejor no, y las clínicas privadas no están tan preparadas para las urgencias que puedan ocurrir, si le han diagnosticado riesgo de infección entiendo que se niegue, yo también lo haría

Enviado por davidescalonago... el

pues sencillamente por que le estan regalando el dinero a una empresa privada que muy probablemente sea de las que les financian a este atajo de ladrones que tenemos por gobierno

Enviado por Regis Villegas el

Que una persona "pague por operarse en estas clínicas" es decisión única y exclusiva de la persona... el problema planteado es bien distinto: aquí en vez de mejorar las condiciones de la sanidad pública, se reducen drásticamente sus recursos (tanto profesionales, materiales como económicos) con el fin implícito de poder así justificar el mal funcionamiento y la baja eficiencia del sector público. Todo lo anterior no sirve más que favorecer intereses empresariales privados cuyo fine no es otro que la rentabilidad económica.

Enviado por Jaime Hernández el

Hay que defender lo público porque además de ser de mejor calidad ha de cumplir con los derechos de los trabajadores cosa que dudo suceda en la sanidad privada, basta ya de llenar los bolsillos a los amiguetes de los políticos. Con comentarios así que quitan razones y derechos a un usuario entiendo por qué todavía gana el PP en media España, ¡vaya falta de inteligencia!

Enviado por José Raúl Sánch... el

Es meramente una cuestión de confianza. Hay quien cree en lo público o en lo privado. Al igual que alguien puede escoger la privada también se tiene derecho a escoger la pública sin tener que ser "castigado"

Enviado por Marta Soto el

Estoy completamente en descuerdo con Jose el Mar, y más en concreto con la Clínica S. José. Tengo una experiencia en una operación de hemorroides que fue muy negativa y que si no es por la intervención activísima de una amiga hubiera concluido en muerte por desangrado sin que nadie lo hubiera remediado, ya que el médico de guardia existente era para toda la clínica y después de tres insistentes llamadas hubo que hacer un traslado urgentísimo al Morales Meseguer donde actuaron de manera fantásticamente eficaz pero por minutos pudieron resolver el problema. Si estoy en la pública porque quiero como es el caso de los profesores que podemos elegir no quiero bajo ningún concepto que me trasladen. Este es un ejemplo pero puedo poner más.

Enviado por Jorge el

Estoy esperando una operación de cadera desde el 8/4/2016. He renunciado a ser operado en una clinica privada de Lugo y me han dicho ( en listas de espera )que ahora el asunto está en manos de la dirección del hospital, que ellos les dirán cuándo me operarán. He puesto una reclamación en el hospital Lucus Augusti y ni siquiera me la han contestado. He enviado un escrito a la defensora del pueblo gallego y me ha dicho que podían hacerlo.
Se ve que es una práctica habitual en la sanidad pública gestionada por la derecha.

Enviado por eldru el

Estoy con Antonio Sánchez. En un hospital privado-concertado a diez km. de Murcia los médicos no sabían el tipo de lesión o enfermedad que inflama el hueso de la tibia. Un contratado temporal argentino fue quien dio la clave para ir sobre seguro....a la privada. Los adjetivos de lo que pasa en la privada -y en los cargos de la Sanidad pública- en Murcia que los pongan los murcianos.

Enviado por De qué van el

No se puede tener más rostro ni más desfachatez. Una vez que se comieron las cajas de ahorros con las promociones a lo loco, ahora van a comerse los recursos básicos, donde la ganancia está garantizada: sanidad pública y educación pública. Volver al nivel de vida de 2008, conseguido con mucho esfuerzo de todo el mundo durante décadas, se va a convertir en una utopía, y por parte de los medios que controlan los del partido ese, que son casi todos, en una etiqueta para identificar radicales. Ojo al parche, que estos vivales no tienen freno y han descubierto como seguir forrándose con las medidas chapuza puestas en marcha para parchear la crisis financiera que ello mismos provocaron.

Enviado por Norma el

A mí me ha pasado una cosa surrealista. Me tenían que operar de un tema que no era grave pero si que influía en mi calidad de vida, produciéndome infecciones y gran dolor. Me llaman para ofrecerme una derivación a privada. La acepto. La señorita que me llama me dice inmediatamente: "ah pero veo que eres paciente oncológica, estàs en revisiones por haber tenido càncer hace tres años. Veo que tienes aquí una revisión de control el mes que viene. Entonces no te puedo derivar, los hospitales privados no nos suelen aceptar este tipo de pacientes, asi que te quedas en lista de tu hospital de referencia". Vale, ok, me parece bien, le digo yo. Pero miro la lista de espera en internet, y aparezco como "paciente que ha rechazado una derivación"!!! Me dicen que no me preocupe, que es una formalidad y que eso no va a influír en mi puesto de la lista de espera. Que es la forma que tienen de poner que un paciente no es derivable. Pero ya os digo que si no fuera por las quejas y reclamaciones incontables que he puesto, seguiría esperando. En mi ciudad se supone que nadie espera màs de seis meses, y oh casualidad que yo he tenido que esperar nueve, y porque he reclamado todo lo reclamable, que si no... Es muy increíble todo esto de la sanidad.

Enviado por L. Rey el

Este señor, funcionario jubilado como yo, pertenecemos a MUFACE. Esta mutualidad de funcionarios nos ofrece la posibilidad de elegir entre la asistencia médica en la Seguridad Social o acogernos a un seguro médico privado (Adeslas, Asisa etc).
Si elegimos la sanidad pública, nuestros motivos tendremos.
Anualmente, durante el mes de enero, podemos cambiar el tipo de asistencia. Año tras año, por lo menos en mi caso, sigo en la Seguridad Social. Por lo tanto se produce una situación incongruente cuando te obligan a operarte en una clínica privada.

Enviado por Carmen Sánchez Lopez el

Se trata simplemente y llanamente porque con mis impuestos no se subvenciona nada que yo no quiera. Los funcionarios de la enseñanza tenemos la opción de acudir a la medicina privada y si no lo hacemos es porque defendemos lo nuestro, lo de todos. Si alguien quiere pagar que lo haga pero no a costa de los demás. Hay mucha gente que no lo entiende.
Espero y deseo que nunca tengan que pagar todo lo que se les pide por determinadas operaciones en los centros privados. Seguramente muchos no tendrían suficiente.

Enviado por Carmen Garreta el

He leído algún post y solo quiero comentar lo siguiente:
1/ no pueden obligar a que aceptes esa alternativa
y uno es libre de aceptar o no.
2/ no deben excluirte d la lista de espera de la Sanidad pública y eso sí que me parece un atropello enorme.
3/ Las autoridades sanitarias de la Comunidad X
que desvían pacientes de la publica a la PRIVADA
es de lo más inmoral que he conocido y es porq quieren enriquecer a " Esas Clínicas" y a ciertos amigos... y que sepan que los conciertos salen carísimos para nuestros bolsillos pues les pagan más por intervención que si se hiciera en un PLAN DE CHOQUE ( extra) en el mismo Hospital Publico!!
Y aún digo más.... en una privada carecen de cierta infraestructura ante un caso de urgencia o complicación y... no conoces al especialista que va a tocarte..
Aún queréis más motivos?
Y para acabar... ya podéis hacer denuncia ante prensa y consejeria de SALUD a donde pertenezcáis!!
A ver si son tan prepotentes..

Enviado por Fer Barmagro el

Mi padre falleció recientemente en la clinica concertada que mencionan en ese artículo, despues de dos ictus en menos de un mes. Las dos veces fue admitido al hospital de referencia de la sanidad pública donde recibía un servicio excelente y como su estado no presentaba mejoria se discutio trasladarlo a esta clinica mas cerca de casa la cual solia ser hace años un centro decente. Error garrafal: a los pacientes derivados de la publica como mi padre los tuvieron en una habitación en un estado lamentable y con un servicio pesimo a pesar de las quejas a la administración ( y no culpo a los profesionales que seguramente estaban sobrexplotados, mal pagados y cortos de recursos y personal) si no a la administración del hospital. Una empresa privada y concertada cobra a la sanidad publica por cada paciente derivado a precio de oro, pero tiene que presentar beneficios económicos a sus accionistas asi que recorta en todo a costa de una atención lamentablemente a los pacientes. A no ser que seas un paciente privado. Es lamentable y si por mi fuese se acabarian todos los conciertos en España tanto en la sanidad como en la educación. Mercantilizar los derechos de los españoles para beneficio e intereses privados desmantelando una de las sanidades públicas mejores del mundo que tanto nos ha costado construir es repugnante.

Añadir nuevo comentario