ir a la portada de ELPajarito.es

Sánchez se gasta el dinero en promocionar los toros mientras ‘cornea’ a la educación

Pedro Antonio Sánchez, consejero de Cultura, y la presidenta de la Escuela de Tauromaquia, Rocío Bernal, firman un convenio de colaboración.

Mientras que los directores de los colegios se quejan de que llevan tres años sin dinero para pizarras digitales y ordenadores, la Consejería de Educación, Cultura y Universidades y la Escuela de Tauromaquia de la Región de Murcia han pactado organizar durante este año charlas, ciclos y jornadas de difusión de la Fiesta de los Toros, reconocida como Bien de Interés Cultural Inmaterial por la Región de Murcia desde 2011. La Consejería apoyará moral y económicamente esta iniciativa, al tiempo que sigue recortando en presupuesto para los centros docentes de la Región y en profesorado, a la vez que ha endurecido las condiciones para acceder a becas de comedor y de material escolar. Hasta el punto de que familias con los ingresos mínimos de los subsidios sociales se han quedado este curso sin ayudas. Todo sea por los toros.

El consejero Pedro Antonio Sánchez, y la presidenta de la Escuela de Tauromaquia, Rocío Bernal, han firmado un acuerdo que implica la organización por ambas instituciones de iniciativas en las que participarán maestros, alumnos y colaboradores de la Escuela para la promoción y protección de la tauromaquia. Algo que no sorprende, debido a la debilidad manifiesta del consejero por las corridas de toros en detrimento de la educación. Hace un año Pedro Antonio dejó plantados a los sindicatos de enseñanza en una Mesa de Educación en la que se decidía el futuro de los docentes interinos para acudir a un acto del Club Taurino de Murcia.

El año pasado el consejero fichó a la ciezana Amparo Lucas, conocida como Amparopé, como asesora taurina tras haber asumido esta Consejería las competencias de la llamada ‘fiesta nacional’. Maestra y colaboradora de diferentes medios, Amparo Lucas, militante del PP, aceptó este puesto en el Gobierno regional con la misión de difundir el mundo del toro, sobre todo entre la población escolar de la Región.

Tras la firma del acuerdo con la Escuela de Tauromaquia, Pedro Antonio Sánchez indicó que “nos apoyamos en la escuela para realizar actividades que den a conocer, preserven y transmitan a las generaciones futuras la tauromaquia como patrimonio cultural. Se trata de charlas, coloquios o jornadas de puertas abiertas para mostrar las clases de toreo de salón que los cerca de treinta alumnos realizan en el coso de La Condomina”.

Esta es la primera línea de colaboración que la Comunidad realiza con la Escuela de Tauromaquia desde que en el año 2011 fuese declarada como Bien de Interés Inmaterial y está orientada al conjunto de la sociedad, pero especialmente a los jóvenes.

Entre los fines de la escuela se encuentra contribuir a “la promoción de la fiesta de los toros con la búsqueda de nuevos valores que velen por su permanencia y pureza, impartir enseñanzas teórico-prácticas relacionadas con las distintas suertes del toreo y fomentar la afición taurina”.

Durante los meses de invierno los alumnos de la Escuela de Tauromaquia, de entre 8 y 21 años, reciben clases teóricas impartidas por distintos expertos de reconocido prestigio, para pasar a clases más prácticas de toreo con el buen tiempo. Además, completan dicha formación con clases prácticas delante de reses bravas.

Añadir nuevo comentario