ir a la portada de ELPajarito.es

La Región intensifica los controles del ‘ébola del olivar’ tras un caso detectado en El Ejido

Según las autoridades andaluzas, no se trata de un brote ni de un foco, sino de un “caso aislado” detectado en un vivero
Aceitunas afectadas por la bacteria (Foto: EFE)

La Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca ha intensificado los controles sobre 'Xylella fastidiosa' ante la aparición de esta bacteria, también conocida como 'ébola del olivar', en tres plantas ornamentales ubicadas en un vivero de El Ejido, en Almería.

Debido a esta nueva detección, el Servicio de Sanidad Vegetal va a intensificar los controles en los viveros y centros de jardinería, sobre todo en zonas colindantes con Andalucía, según informaron fuentes del Gobierno regional en un comunicado.

La bacteria se ha encontrado en un control rutinario realizado por la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Comunidad andaluza, y al ubicarse dentro de un invernadero y no haberse encontrado insecto vector dentro de las tres plantas que han dado positivo, se considera que estas han sido infectadas por el mismo insecto vector y que se trata de un caso aislado, no de un brote ni de un foco.

En zonas de producción agrícola de la Región de Murcia la Consejería recuerda que viene realizando muestreos de vectores de esta bacteria, con el objetivo de mejorar la prevención, detección temprana y control de la misma, sin que todavía se haya detectado ningún caso.

En los presupuestos de la Comunidad de Murcia se dispone de una partida de 400.000 euros para, en caso de que parezca un foco de Xylella, realizar las actuaciones pertinentes e indemnizar a los agricultores afectados, según las mismas fuentes.

Además, la Comunidad de Murcia solicitará al Gobierno de la nación un programa preventivo para la producción de material vegetal por los viveros, en aislamiento confinado y sometido a un sistema de autocontrol, mediante analíticas y confirmación oficial, que posibilite la declaración de material libre de 'Xylella fastidiosa' y que permita continuar la actividad viverística y la comercialización fuera de la zona demarcada, en caso de aparición de la misma.

La Consejería recuerda que la 'Xylella fastidiosa' es un organismo patógeno que provoca graves afecciones en muchos cultivos, con distintos síntomas tales como decaimiento súbito del olivo, quemadura de la hoja en almendro, enfermedad de Pierce en vid o clorosis variegada en cítricos, entre otros.

La Región de Murcia participa junto a otras regiones de España y Portugal en la búsqueda e identificación de los potenciales vectores de esta bacteria, así como de aspectos claves relacionados con su comportamiento y capacidad infectiva, entre otros.

Este conocimiento se considera de gran importancia de cara al futuro, pues en el hipotético caso de que 'Xylella fastidiosa' se extienda por una determinada zona, uno de los puntos clave para su manejo estaría relacionado con estos vectores que pueden transmitir la enfermedad entre plantas, tal y como se está comprobando en los principales focos hallados en Europa, y con la experiencia previa de EEUU y Sudamérica.

Muestreos en cítricos

La campaña, iniciada en primavera, se extenderá hasta el otoño. Murcia participa con muestreos en cinco explotaciones citrícolas, localizadas en zonas de producción importantes y que reúnen una serie de características que las hacen idóneas para la existencia de estos vectores: producción ecológica o con baja intensidad en el uso de fitosanitarios, presencia de vegetación adventicia, cercanas a zonas forestales, entre otras.

Estas zonas también presentan la idoneidad climática y orográfica para la difusión de esta bacteria, en caso de que llegara a introducirse: baja altitud, temperaturas medias anuales relativamente altas y presencia de diversos cultivos y otras especies vegetales hospedantes.

La Región de Murcia es una zona de producción citrícola importante en España, con más de 37.847 hectáreas. Con esta aportación al proyecto se abarca un cultivo de gran relevancia mundial, afectado ya de forma muy grave en zonas productoras de EEUU o Brasil, en las que se están dando grandes pérdidas económicas y descensos en la producción.

Añadir nuevo comentario