ir a la portada de ELPajarito.es

Los regantes dicen que “los problemas del Mar Menor vienen de antaño y no hay que criminalizar a la agricultura”

El presidente del Scrats afirma que la “solución para la laguna es la inversión en infraestructuras que hagan posible la coexistencia de actividades de todo tipo”
Imagen aérea del Mar Menor

El presidente del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura Tajo-Segura (Scrats), Lucas Jiménez, ha pedido respeto para los agricultores en el tema del Mar Menor. "No tiene sentido criminalizar al sector de la agricultura del empeoramiento de las aguas del Mar Menor cuando previamente se les ha dado medios para que cultive y crezca", afirma.

En una entrevista concedida a Europa Press, Lucas Jiménez recuerda que los regadíos de la Comunidad de Regantes del trasvase Tajo-Segura Campo de Cartagena "son regadíos declarados de interés nacional".

Jiménez defiende que los regadíos del Campo de Cartagena son "modernos, tecnificados y sostenibles medioambientalmente" y señala algo que sostienen muchos agricultores de la zona: "Los problemas de la laguna vienen de antaño y su solución es la inversión en infraestructuras que hagan posible la coexistencia de actividades de todo tipo, incluida por descontado la agricultura".

Por lo que, en su opinión, la presión del Mar Menor no depende de los usos que se hagan, "si ha habido algún problema derivado de la actividad agrícola es un problema que se conocía desde antaño, que se podría haber solucionado y se resolverá con inversión y obra". "Hay que hacer las cosas bien y eso pasa por inversión, inversión y más inversión", ha insistido Lucas Jiménez.

Cambio climático

En cuanto al cambio climático, opina que la tierra "no va a volver a su estado de pureza del origen porque los que la habitamos la cuidamos mal" pero no cree que haya un calentamiento global "tan desproporcionado como se nos pretende hacer creer".

Situaciones de este tipo "ya hemos vivido", ha apostillado el presidente del Sindicato, "con periodos de hasta cuatro y cinco años de sequía, y es que la climatología levantina es peculiar".

Finalmente, el presidente del Scrats ha afirmado que los agricultores "son los mayores ecologistas", nadie se preocupa ni defiende "los 44 millones de árboles que se encuentran conectados al trasvase Tajo-Segura".

Es un "crimen ecológico" que "no preocupa a ningún ecologista de esta Región", ha criticado severamente.

loading...

Añadir nuevo comentario