ir a la portada de ELPajarito.es

“Los refugiados sirios no quieren morir en Europa; sólo reclaman una oportunidad de trabajar”

La Asociación ‘Amigos de Ritsona’ denuncia la terrible situación en los campos de refugiados y en las calles de Atenas, donde duermen familias porque no saben dónde ir
Joaquín Sánchez y Teresa Fuentes, ayer en rueda de prensa (Foto: Carlos Trenor)

Joaquín Sánchez y Teresa Fuentes, portavoces de la asociación murciana 'Amigos de Ritsona', han denunciado la terrible situación que han vivido durante su estancia en el campo de refugiados de Ritsona, localizado a unos 17 kilómetros de Atenas, y desde donde acaban de regresar hace unos días.

Tanto Teresa Fuentes como el sacerdote Joaquín Sánchez han descrito la situación límite que viven numerosas familias que no saben dónde ir y cuyos menores están siendo objetivo de pederastas y delincuentes. "Por las calles de Atenas hay pederastas tocando a chavales con una impunidad terrible", han denunciado ambos.

El sacerdote Joaquín Sánchez, que también ha visitado los campos de refugiados de Lampedusa (Italia), ha apuntado a la cadena Ser que "un niño de 14 años que es violado varias veces, maltratado y robado, al final se convierte en un 'lobo' y puede atacar a cualquier persona que le ayude".

Sánchez, miembro de la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC), ha denunciado "una falta de asistencia médica terrible en los campos. La Cruz Roja está de 9 horas de la mañana hasta 5 de la tarde, y a partir de ahí la gente se queda sin atención médica".

Respecto a la situación de los refugiados en España, Sánchez ha señalado que "hay un cupo asignado a España de 17.000 refugiados, de los cuales sólo se han acogido 7.000 hasta la fecha, cuyo plazo de acogida se cierra el próximo 22 de septiembre".

El sacerdote murciano ha subrayado que "los refugiados sirios no quieren morir en Europa; ellos quieren morir en la tierra que aman, ellos reclaman una oportunidad de trabajar".

 

Añadir nuevo comentario