ir a la portada de ELPajarito.es

“Queremos que la Consejería de Educación salga del armario y disfrute de su verdadera identidad”

La Coordinadora Anti Represión critica a la Consejería por “su actitud sumisa y apocada respecto a la intolerancia, la criminalización y las violencias ejercidas contra la comunidad LGTBI”

La Coordinadora Anti Represión Región de Murcia ha organizado esta mañana una concentración de protesta contra “la influencia que ejercen los grupos de ideología de ultraderechas en los planes educativos y ante la actitud permisiva con la intolerancia de la Consejería de Educación”. La concentración se ha realizado frente a las puertas de dicha Consejería, donde se ha leído el siguiente texto:

Hoy 17 de mayo se celebra el Día Internacional contra la Homofobia, Bifobia y Transfobia y, a la luz del crédito y dominio que ejercen los grupos de ideología de ultraderechas en los programas educativos estatales, la Coordinadora Anti Represión Región de Murcia ha convocado una rueda de prensa para exigir explicaciones a la Consejería de Educación por su actitud sumisa y apocada respecto a la intolerancia, la criminalización y las violencias ejercidas contra la comunidad LGTBI. Nos preguntamos qué tipo de connivencia no visibilizada puede llevar a una institución pública como es la Consejería de Educación a mantener esta obediencia mansa y subyugada. Queremos que la Consejería de Educación salga del armario y disfrute de su verdadera identidad.

Una vez más, constatamos y denunciamos públicamente que la ley en materia igualitaria es papel mojado, que los derechos de la comunidad lgtbiq mueren en las urnas, que los discursos partidistas son puro entretenimiento con fines electoralistas, y que es nula la responsabilidad política del partido que nos mal-gobierna. Entre tanto, numerosos colectivos, asociaciones y plataformas persisten tenaces en su lucha por la igualdad en la diversidad, trabajando la inclusión, el respeto, la libertad y la tolerancia en materias de identidad de género y preferencias sexuales. Allá donde dicen “adoctrinamiento” hay en realidad una invitación a la sana y necesaria convivencia de la diferencia. Si la realidad es plural por qué no mostrarla. Jamás un Estado que dice ser democrático debería censurar desde sus instituciones una educación que favorezca el respeto y, por contra, defender una doctrina ultracatólica que promueva los todavía no extintos valores franquistas.

Ante las estadísticas por acoso escolar en nuestra región, la existencia de cuadros de depresión y ansiedad en adolescentes (que llegan en ocasiones a verse abocados al suicidio como única salida a su sufrimiento), el auge de la violencia machista (de fuerte raigambre misógina y en cuyo razonamiento reside el origen de la lgtbifobia), es de todo punto disparatado que desde las escuelas públicas la educación no fomente actividades encaminadas a prever, tratar, evitar y revertir esta situación dramática de gravísimas consecuencias sociales.

Y ya para finalizar, querríamos hacer una llamada de atención a los medios y al altavoz mediático que estos últimos días han puesto sobre Mendoza, el presidente y fundador de la Universidad Católica de San Antonio en Murcia que consideramos no tiene absolutamente nada que opinar ni decidir sobre los planes educativos de los colegios estatales. Este señor debería dedicarse a gestionar su empresa y no a soltar soflamas sobre educación y pedagogía, cuestiones que están totalmente fuera de su competencia. Apelamos a la responsabilidad informativa y divulgativa que los medios de comunicación murcianos tienen como foros generadores de opinión y exigimos que en un ejercicio de decencia periodística dejen de lado los intereses económicos y el poder que a todas luces sigue ostentando la Iglesia Católica para dedicarse a tratar el tema con la seriedad y gravedad que la lucha contra la homofobia y transfobia merecen.

Añadir nuevo comentario