ir a la portada de ELPajarito.es

"Que el Ministerio quiera cobrar 12 millones de euros cuando el trasvase es cero, es la gota que colma el vaso"

El Sindicato Central de Regantes presenta un recurso contencioso contra las tarifas de agua del Tajo-Segura y pide al Gobierno que dé marcha en su decisión de cobrar sin trasvasar
Lucas Jiménez

"Que el Ministerio quiera cobrar 12 millones de euros cuando el trasvase es cero, es la gota que colma el vaso", asegura Lucas Jiménez, presidente del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (SCRATS), que ha presentado un recurso contencioso contra las tarifas de agua del Trasvase, aprobadas por el Consejo de Ministros el pasado día 9 de junio.

Con el nuevo procedimiento de cálculo las Comunidades de Regantes abonarán cantidades fijas de dinero, se trasvase agua o no. Criterios similares se utilizan en otro tipo de suministros como el de la energía eléctrica, sólo que en ésta la posibilidad de consumir está siempre garantizada.

El presidente del sindicato central de regantes, Lucas Jiménez, dice no entender la actitud del Ministerio, porque los agricultores quieren agua y pagar, por ese orden pero es "insostenible" establecer una tarifa para 421 hectómetros cúbicos sin trasvasar un solo metro cúbico a sus tierras.

El sindicato considera que "a la extremada sequía y sus efectos los agricultores han de unir ahora tener que pagar por algo que no recibirán, esto es, el agua". Y el montante fijo será de 12 millones de euros, reiteran, y "sin la ansiada contraprestación del agua".

Jiménez cree que el Ministerio debe dar marcha atrás en esta decisión y recuerda que recurrirán todas las liquidaciones que lleguen.

Muchos regantes consideran que los continuos ataques del Ministerio a los regantes del Levante podrían forma parte de una estrategia que tiene como objetivo que "no haya trasvase del Duero".