ir a la portada de ELPajarito.es

El PSOE denuncia que contratar a una empresa privada para las multas de tráfico “es una estafa”

Crece la indignación en Las Torres de Cotillas y Ceutí por el “negocio” de los controles de exceso de velocidad. Los socialistas ven “visos de ilegalidad” y lo estudiarán con un experto
Uno de los radares utilizados por la empresa Tradesegur

La contratación por parte de los ayuntamientos murcianos de Las Torres de Cotillas y Ceutí de los servicios de una empresa privada para realizar controles de velocidad de vehículos con radares móviles camuflados en zonas urbanas ha generado una gran polémica en ambos municipios, sobre todo por el escandaloso aumento de las multas de tráfico. Muchos vecinos cuestionan la legalidad de esta forma de vigilar el tráfico rodado que se ha convertido en un “negocio”.

La controversia ha crecido mucho a raíz de que La Crónica del Pajarito haya publicado que estos controles, de los que normalmente debería ocuparse la Policía Local, los está haciendo ahora mismo en las dos localidades, casi en secreto, la empresa Tradesegur, que se lleva un 15 por ciento del importe de las multas que se imponen a los conductores.

El portavoz del PSOE en Las Torres de Cotillas, Antonio Peñas, afirma que “es una estafa, pues la empresa privada cuantas más sanciones se pongan a los conductores más cobra. Es una función pública más que se ha privatizado en el Ayuntamiento”.

Peñas indica que estas campañas de control de velocidad se anuncian con mensajes en las redes sociales, pero muchos conductores no se enteran. “Es una barbaridad y se prescinde de los policías locales. Ha habido muchas quejas de vecinos y de gente indignada. Esto ha creado una gran controversia y se ve como una forma de incrementar los ingresos del Ayuntamiento”, añade el portavoz socialista de las Torres de Cotillas. Peñas asegura que “tiene visos de ilegalidad y lo vamos a estudiar con un experto”.

“En Ceutí han puesto 250 multas en un solo día y cerca de 1.000 en Las Torres de Cotillas”, indicó a La Crónica del Pajarito uno de los conductores sancionados. Este vecino denuncia “que han ido simplemente a sacar dinero, sin buscar otro objetivo. Se han pasado tres pueblos. El ayuntamiento de Ceutí no ha dado cifras de accidentes y atropellos de ciudadanos que justifiquen tomar estas medidas”.

Este conductor explicó que a “mí me denunciaron a la entrada del pueblo, donde sí hay densidad de tráfico pero no densidad de población. Es más, el radar daba a un solar no edificado. El radar estaba un Kia blanco con los cristales traseros tintados y con un tío con un trípode echando fotos en los asientos traseros del coche”.

En Las Torres de Cotillas los servicios de la empresa Tradesegur se contrataron directamente por un decreto del alcalde y sin llevarse la propuesta al pleno municipal.

 

Añadir nuevo comentario