ir a la portada de ELPajarito.es

Podemos: “La desaladora fue un regalo de Valcárcel de 600 millones de dinero público a una constructora amiga”

“Se demuestra que el Partido Popular ha dejado campar a sus anchas a la prevaricación, al cohecho, a las mordidas, a los sobres, a las cestas, a la apropiación indebida o al tráfico de influencias”
Desaladora de Escombreras

Podemos afirma que la desaladora de Escombreras fue un “regalo de 600 millones de dinero público de Valcárcel a una constructora amiga”. Óscar Urralburu, portavoz parlamentario y secretario general de Podemos Región de Murcia, ha señalado que el Partido Popular hizo con la desaladora de Escombreras “lo que mejor se le da. Regalar dinero de todos los murcianos y murcianas a sus amiguetes. Con el añadido de que engañaron a toda la Región en general y a los agricultores en particular, al decir que era para solucionar los problemas del campo. Una mentira tras otra por la que esperemos que paguen sus responsables”.

Urralburu ha asegurado que nos encontramos otra vez con “la vergüenza de Escombreras en la Fiscalía. Se demuestra que el Partido Popular ha dejado campar a sus anchas a la prevaricación, al cohecho, a las mordidas, a los sobres, a las cestas, a la apropiación indebida o al tráfico de influencias, unos términos que ya nos suenan habituales cuando hablamos del Partido Popular en esta Región”.

El portavoz y secretario general de Podemos Región de Murcia ha recordado que “la desaladora no se construyó ni para los agricultores ni para el consumo humano, se hizo para justificar los desarrollos urbanísticos del pelotazo y para saquear las arcas públicas. Ahora se ha convertido en uno de nuestros puntos negros”.

Desde Podemos, ha dicho Óscar Urralburu, “fueron Valcárcel y Cerdá quienes diseñaron en la CARM el entramado de Escombreras. Esperamos que la Justicia actúe contra los que han regalado dinero de todos y todas a empresarios amigos”.

Es indignante, ha concluido Urralburu, “que el PP entregase como aval a la propia Comunidad Autónoma y que esto haya supuesto que las empresas privadas nunca tuvieran ningún riesgo en el negocio, sólo beneficios. Entre todas las personas de esta Región vamos a regalar, por obra y gracia del gobierno del PP, 600 millones de euros a ACS. Esperemos que los responsables no se escapen ante lo que es un escándalo de clientelismo y despilfarro de dinero público”.

Añadir nuevo comentario