Lunes, 23 Octubre, 2017 - 02:50
ir a la portada de ELPajarito.es

Podemos condena la violencia y exige que se actúe ante el crecimiento de grupos ultras y neonazis

La última agresión vivida en Murcia ha llevado a la Secretaría de Acción Juvenil a exigir “medidas contundentes” al Ayuntamiento de Murcia y la Delegación del Gobierno contra la proliferación de este tipo de ataques
Imagen de la agresión a una chica en Murcia

Podemos ha condenado el episodio de violencia acontecido el pasado fin de semana en Murcia y exige a la Delegación del Gobierno que actúe ante el crecimiento de los movimientos neonazis y grupos ultras.

La última agresión vivida en la capital de la Región ha llevado a la Secretaría de Acción Juvenil a exigir “medidas contundentes” al Ayuntamiento de Murcia y la Delegación del Gobierno contra la proliferación de este tipo de ataques.

Podemos Región de Murcia, a través de su Secretaría de Acción Juvenil, condena enérgicamente la agresión sufrida por una joven en el centro de la capital de la Región, así como también ha mostrado su preocupación por la “situación de inseguridad” que viven las zonas de ocio murcianas, lo que en palabras de la Secretaria de Acción Juvenil de Podemos, Lorena Lorca, muestra el aumento de “grupos violentos que enmascaran la situación de ruptura de la cohesión social que vive nuestra Región”.

Lorena Lorca ha explicado que las distintas agresiones que ha vivido la capital en los últimos tiempos han aumentado el miedo de la juventud a disfrutar de las zonas de ocio, lo que para la Secretaria de Acción Juvenil “dibuja una ciudad encerrada en sí misma, con miedo y menos libre”.

Así, ha expresado su preocupación por que “la gente muy joven abrace actitudes violentas e ideas de odio, por lo que consideramos que debe actuarse seriamente analizando los entornos sociales que condenan a esta salida”.

Por este motivo, desde Podemos Región de Murcia y desde la Secretaría de Acción Juvenil, se exige al Ayuntamiento de Murcia que se coordine con la Delegación del Gobierno para “aumentar la seguridad” en las zonas de ocio del centro de la ciudad y “desactivar los enfrentamientos violentos” cuyos centros neurálgicos suelen repetirse. También se ha querido sumar a no generar alarma social y no dañar la imagen de los locales: “es imprescindible una respuesta institucional”.

Por último, se ha mostrado especialmente implicada en “disminuir los delitos de odio por razones de orientación sexual, género u origen étnico”, desarrollando políticas que avancen en la senda de la solidaridad vecinal y ciudadana y generar un vacío social frente a los violentos para erradicar estas actitudes.

 

Añadir nuevo comentario