ir a la portada de ELPajarito.es

Podemos: “Ciudadanos sostiene al PP en su decisión homófoba sobre las charlas LGTBI en colegios”

La propuesta de la formación morada para reprobar a la consejera de Educación en la Asamblea Regional no sale adelante por los votos en contra del PP y la abstención de Cs
Diputados de Podemos junto a representantes de sindicatos y colectivos

La consejera de Educación, Adela Martínez-Cachá, ha logrado este jueves no ser reprobada en la Asamblea Regional como consecuencia de la polémica surgida con las charlas de educación afectivo sexual impartidas en colegios por el colectivo LGTBI ‘No te prives’, asunto en el que ha cedido a las presiones de los ultracatólicos del Foro de la Familia y el presidente de la UCAM, José Luis Mendoza. Y no ha sido reprobada gracias a los votos de su partido, el PP, y la abstención de Ciudadanos a la propuesta de Podemos.

El portavoz parlamentario y secretario general de Podemos, Óscar Urralburu, ha señalado que Ciudadanos le ha vuelto a echar una mano al Gobierno del Partido Popular, que se ha situado “al lado de la homofobia, la cultura del odio, la discriminación y del nulo respeto por la diversidad y las diferentes formas que existen de familia. La escuela no puede ser un lugar de ocultamiento y violencia contra aquellos que se muestran distinto”. Urralburu ha añadido que “Ciudadanos sostiene al PP en su decisión homófoba sobre las charlas LGTBI en colegios”

Óscar Urralburu ha afirmado que Ciudadanos “una vez más, se ha convertido en la muleta del PP y en este caso, para algo tan rancio y condenable como es el odio a lo diferente y la intolerancia en los centros escolares. La escuela no puede ser un lugar de represión y de odio. La escuela no está para decirle a nuestros niños a quien deben amar y a quien deben rechazar”.

Por eso, Urralburu ha subrayado que “no queremos que los que siembran odio y los que enseñan intolerancia sigan presentes en nuestros colegios y estén cerca de nuestras niñas y niños. La escuela en general, y la escuela pública en particular, debe ser lugar para enseñar y aprender en valores democráticos, de libertad, de respeto, de tolerancia y diversidad sexual”.

Asimismo, Óscar Urralburu ha incidido en que la sociedad quiere “una escuela libre de homofobia y transfobia.  No quiere una escuela en la que impere el discurso del odio, homófobo y ultra como el que transmiten el señor Mendoza, Hazte Oír o el Foro de la Familia”.

Condena política

Por eso, ha hecho hincapié Urralburu, “hemos presentado la reprobación, que es una condena política. El gobierno del PP quiere convertir en instrucción pública lo que no son sino convicciones morales particulares. Es en defensa de la libertad de expresión y de cátedra, en defensa de la democracia en nuestras escuelas”.

La consejera de Educación, ha resaltado, “se ha saltado la ley educativa y la ley de igualdad LGTBI para aplacar los ánimos enervados de auténticos ‘hooligans’ del ‘tea party’ regional. El PP no es quien como para prohibir contenidos ni limitar metodologías docentes, y mucho menos para condicionar la autonomía del profesorado. No puede la Sra. Martínez Cachá condicionar la recepción de enseñanzas a los menores, ni condicionarlas a la autorización paterna. Son instrucciones dictadas por el señor Mendoza y sus foros ultras”.

Por último, Urralburu ha querido dejar claro que Podemos “no se va a quedar de brazos cruzados mientras unos pocos quieren volver muchas décadas atrás adoctrinando a nuestros niños y niñas valores superados hace tiempo por una sociedad como la española y la murciana que destacan por su civismo y respeto a la identidad y preferencias sexuales”.

Añadir nuevo comentario