ir a la portada de ELPajarito.es

Los pescadores advierten de la reducción de especies en el Mar Menor por la contaminación

El patrón mayor de la Cofradía de San Pedro del Pinatar afirma que el estado de la laguna ha mermado el número de magres y anguilas
Un pescador en el Mar Menor

El patrón mayor de la Cofradía de Pescadores de San Pedro del Pinatar, Jesús Antonio Gómez, advirtió ayer miércoles, ante la comisión especial del Mar Menor en la Asamblea Regional, que el estado del Mar Menor está provocando que se reduzca el número de ejemplares de especies como el magre y la anguila.

Gómez informó de que el magre era la especie más numerosa en la laguna salada en la década de los 70 y 80, y ahora "la cría de magre la veíamos durante todo el año, ha disminuido bastante el número de kilos, estamos detectando también una reducción en la producción de anguila en los últimos dos años", apuntó.

Hay, en cambio, otras especies como el langostino y la dorada que sí que han aumentado su producción. A su juicio, en el caso del langostino su incremento se debe al exceso de nutrientes que hay en el agua, lo que hace que proliferen los microorganismos, ya que "se alimentan de ellos".

A su juicio, el Mar Menor "no ha mejorado, tiene mejoras puntuales, pero vuelve al estado del primer año". El patrón mayor pidió que se elabore la ley integral del Mar Menor y se apliquen sus medidas. Según él, la debería elaborar el Gobierno a instancias de la Asamblea. Según puntualizó, aunque los vertidos de la agricultura han sido los "detonantes", también la situación de la laguna salada se debe a los vertidos de los alcantarillados de los municipios costeros y los de los barcos.

Turismo y comercio

En la comisión también compareció el presidente de la Estación Náutica del Mar Menor, Luis Cabello. Según manifestó, la situación del agua del Mar Menor está afectando especialmente al turismo, sobre todo al establecimiento hotelero que regenta donde "un 40% de los clientes ha decidido irse a otros destinos".

Exigió "sensatez" y puntualizó que mientras Sanidad no diga lo contrario, "las aguas son aptas para el baño". Él tampoco considera que el Mar Menor esté saturado de embarcaciones, solo es una situación "puntual" en los meses veraniegos.

Por otro lado, el vicepresidente de la Federación de Comerciantes y Empresarios de La Manga y Cabo de Palos, Diego de Aro, cree que el problema del Mar Menor es "técnico, de fontanería", dijo pidiendo que la mejora del Mar Menor sea "compatible" con la actividad turística, "de no hacerlo así tendremos un mar limpio pero sin negocio y sin posibilidades de sacarle rendimiento".

Añadir nuevo comentario