ir a la portada de ELPajarito.es

El obispo de Cartagena ordena a los curas que critiquen en misa las charlas educativas de gays y lesbianas

Envía una carta a los padres en la que les pide que estén alerta "a sabiendas de los excesos cometidos en los últimos meses en cuanto a sesiones formativas de carácter afectivo-sexual"
El delegado de Enseñanza de la Diócesis de Cartagena, José Ruiz, junto a el Obispo de Cartagena, José Manuel Lorca Planes

Primero fue el ultracatólico Foro de la Familia quien rechazó las charlas en los colegios de la Región de Murcia sobre educación afectivo-sexual, impartidas por el colectivo LGTBI ‘No Te Prives’. Luego el presidente de la UCAM, José Luis Mendoza, echó más lecha al asunto asegurando que no permitirán que gays y lesbianas den conferencias en los centros de enseñanza. Y ahora es el obispado de Cartagena el que ha iniciado una campaña para oponerse a este tipo de educación sobre diversidad sexual en los centros educativos y para que los sacerdotes critiquen en misa dichas charlas y las leyes LGTBI, como la aprobada recientemente en la Asamblea Regional de Murcia.

El obispo de Cartagena, José Manuel Lorca Planes, ha dado instrucciones a los curas de su Diócesis para que arremetan desde los púlpitos contra las actividades escolares de los colectivos LGTBI y ha remitido también una carta a los padres en la que les pide que estén informados sobre los planes de estudios de sus hijos "a sabiendas de los excesos cometidos en los últimos meses en cuanto a sesiones formativas de carácter afectivo-sexual".

En dicha misiva, el obispo afirma: “Os escribo estas letras a propósito del sufrimiento que está ocasionando a muchas familias los intentos por parte de los poderes públicos y de las instituciones educativas de imponer una determinada y particular visión del hombre y de la sexualidad, especialmente a los niños y jóvenes. Escribo a toda la Iglesia que peregrina en la Diócesis de Cartagena con el deseo de animar y sostener a los padres en la maravillosa tarea educativa que Dios mismo os ha encomendado”.

 

“Recordad el derecho que os asiste como padres para que vuestros hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con vuestras propias convicciones, tal como afirma el artículo 27.3 de nuestra Constitución. Los poderes públicos han de garantizar este derecho”, añade Lorca Planes.

"Obligación gravísima"

El obispo de Cartagena anima a los padres “a ejercer vuestra ‘obligación gravísima’ y defender vuestro derecho inalienable haciendo todo el esfuerzo posible por conocer las leyes educativas; estando informados sobre los planes de estudios de vuestros hijos, así como de las actividades extraescolares y complementarias; a sabiendas de los excesos cometidos en los últimos meses en cuanto a sesiones formativas de carácter afectivo-sexual con una línea deseable para algunos pero que no satisface a la mayoría”.

Y añade en la carta: “De todos es conocido que los centros educativos tienen la obligación, no solo de informaros expresamente sobre los contenidos de las actividades extraescolares y complementarias no curriculares de vuestros hijos, sino de adoptar aquellas medidas organizativas que garanticen la presencia de un docente del centro durante el desarrollo de tales actividades. En caso de no recibir tal información, debéis exigir a la dirección de los centros la oportuna responsabilidad como titulares de la administración educativa”.