ir a la portada de ELPajarito.es

Murcia sale a la calle el Primero de Mayo contra la precariedad laboral y los recortes

Manifestación en Murcia. (Foto. Carlos Trenor)

Con una participación similar a la del año pasado, aunque más animada porque permanecen los motivos y se ha agudizado la precariedad laboral, unas 3.000 personas –12.000, según los convocantes– estuvieron ayer en la manifestación del Primero de Mayo en Murcia bajo el lema “Así no salimos de la crisis”, en referencia a la supuesta recuperación económica que venden los gobiernos y que no se refleja en una mejora de las condiciones de vida de los trabajadores ni en la calidad del empleo. Convocada por los sindicatos CCOO, UGT y USO, con la incorporación este año de la Cumbre Social contra la pobreza y la exclusión, la manifestación echó a andar pasadas las 12 de la mañana desde la plaza Fuensanta, precedida por la batucada de un grupo de jóvenes.

Como ya viene siendo tradicional, el sindicato CGT se puso a la cola de la marcha, acompañados este año por numerosos miembros de La Intersindical, que compartían convocatoria con la agrupación rojinegra.

En la pancarta que abría la marcha –con el lema, la leyenda “las personas son lo primero, acabar con las políticas de recortes, por una prestación de ingresos mínimos”–, además de los responsables regionales de los sindicatos Carlos Bravo, Antonio Jiménez y José Sáez, se encontraba el cura Joaquín Sánchez, así como representantes de partidos políticos como el socialista Rafael González Tovar y José Antonio Pujante, coordinador de IU. También participaron este año representantes de otros partidos como Equo y Podemos, así como miembros de las candidaturas ciudadanas de Cambiemos Murcia –con pancarta propia– y de Ahora Murcia.

Antes de partir, los dirigentes sindicales y políticos atendieron a los medios de comunicación para reiterar los mensajes de la convocatoria contra la precariedad laboral que han generado las sucesivas reformas de los últimos gobiernos, en especial el del PP, la pérdida de derechos y los recortes en el estado del bienestar y en los servicios públicos.

La manifestación transcurrió sin incidentes salvo la intrusión de un grupo radical de anarquistas que, a la altura del Banco de España, se puso a encabezar la marcha con una pancarta propia que rezaba: “Ante vuestro mundo de miseria, lucha revolucionaria hasta la destrucción total del Estado-capital, contra toda autoridad, por la anarquía”. Duraron poco, pero permanecieron en una acera con la pancarta desplegada mientras el resto de la manifestación pasaba delante de ellos.

Tras la cabecera, el grupo más nutrido de banderolas sindicales, desfiló el colectivo multirracial de trabajadores inmigrantes del sector agroalimentario, con su reivindicación contra los abusos laborales y por el cumplimiento de los convenios colectivos. Después de ellos, a corta distancia, la pancarta de IU por un empleo digno y con derechos: pan, trabajo, techo y dignidad. Aquí se vio el mayor número de banderas republicanas y enseñas del PCE, que precedían a un grupo de jóvenes comunistas con su propia pancarta: “Unidos somos fuertes, organizados, invencibles”.

En la manifestación, que siguió animada por otra batucada, se hicieron notar también colectivos afectados por nuevos recortes de los servicios públicos, como Correos. Tampoco faltaron, habituales a esta cita, empleados de grandes almacenes afiliados a UGT, protestando por la liberalización de horarios y festivos del sector del comercio.

“Por la regeneración democrática del trabajo y la democracia social” era el lema de la pancarta que portaban numerosos miembros de USO, que desfilaron delante de los candidatos de Cambiemos Murcia –“Entre todas y todos”, exponía su pancarta, que sujetaba también su candidato a la alcaldía Nacho Tornel–.

La segunda fase de la manifestación, la más radical si así puede calificarse, iba encabezada por una nutrida representación de La Intersindical, cuyos miembros portaban carteles individuales, y una gran pancarta de CGT con el lema “Pan, trabajo, techo y dignidad: hacia la huelga general”, seguida de los cánticos de los muy activos miembros de Recortes Cero, y la beligerante “Ni reformas del FMI, ni recortes de Berlín: redistribución de la riqueza”, de UJCE, que a su vez precedía a un grupo contrario al pago de la deuda; a los Yayoflautas; a la Plataforma Antidesahucios, con una indicación muy directa: “BBVA ladrones, robáis casas, destrozáis vidas”. A continuación, un grupo de inmigrantes ecuatorianos del Movimiento País; empleados y empleadas de Ayuda a Domicilio Murcia, con su pancarta responsabilizando a la empresa y al Ayuntamiento del impago reiterado de sus nóminas: “Basta ya de represiones, trato digno al trabajador”.  Cerraba la marcha una representación muy joven de CNT-AIT con la leyenda “Ante la mafia del Estado y el capital, nuestra arma es la acción directa, apoyo mutuo, solidaridad y autogestión”.

Al final de la Gran Vía, tras la plaza Martínez Tornel, la marcha se bifurcó. Los convocantes de la marcha principal finalizaron el acto en el jardín del Malecón con la intervención de los líderes sindicales y los demás participantes de la segunda fase de la manifestación se fueron al jardín de Floridablanca para hacer lo propio.

Cartagena también

En Cartagena, varios centenares de personas, casi un millar, participaron en la manifestación. Representantes de partidos como PSOE, IU o Equo y plataformas como la de defensa de la sanidad pública y el Rosell como segundo hospital de la ciudad también estuvieron presentes en la marcha, que recorrió las principales calles del centro. Desde UGT, el secretario general comarcal, Fulgencio Andreu, recordó que en Cartagena hay más de 22.000 parados y que la ciudad es “pionera en cerrar un hospital público” y pidió que se frenasen los recortes en sanidad.

El responsable de la gestora de CCOO, Santiago Navarro, destacó las cifras de paro juvenil, que afectan a más de 51% de los jóvenes, e hizo un llamamiento a los partidos para que se comprometan a trabajar y desarrollar políticas de empleo”. Por su parte, el secretario general de USO, Ramón Zalote, abogó por “la regeneración democrática del trabajo y la justicia social”.

Manifestación Primero de Mayo

Añadir nuevo comentario