ir a la portada de ELPajarito.es

Multan a un grupo de rock de Yecla por corear en un concierto “mucha policía, poca diversión”

Un juez ratifica la sanción de 375 euros al vocalista de Rokavieja por gritar la famosa frase de Eskorbuto durante la intervención de agentes municipales en una actuación
Rokavieja

Corear la consigna de la banda vizcaína Eskorbuto “Mucha policía, poca diversión” le ha costado al cantante del grupo yeclano Rokavieja, Liborio Ruiz, una multa del Ayuntamiento de la localidad de 375 euros -gobernado por el PP-, sanción que ahora ha sido ratificada por un juez de Lo Contencioso.

Según informa el diario La Verdad, la sentencia del Juzgado Contencioso-Administrativo número 2 de Murcia señala que dichas palabras fueron pronunciadas durante un concierto en el municipio en septiembre de 2016, «como respuesta directa a la intervención de los agentes ante una infracción de la Ley de Seguridad Ciudadana». Según relata la resolución, «fueron requeridos por el personal de seguridad privada contratado por el Ayuntamiento, ya que se estaba utilizando por algún asistente artificios pirotécnicos pirotécnicos (bengalas), de un modo negligente y con manifiesto riesgo para la integridad física del público asistente». Asimismo, Liborio Ruiz, también gritó la frase «a ver si podéis con él» mientras una de las personas del público estaba siendo inmovilizada por agentes de la Policía Local, según indicó el propio sancionado.

El juez considera que dichas expresiones, «vertidas en la pausa entre canciones, y que por tanto no formaba parte de la letra de ninguna de ellas», eran «nada colaboradoras con y podrían haber desencadenado reacciones en el público» al «enardecerlo», según informa La Verdad.

 

Asimismo, considera la sanción «proporcionada, pues dicha cantidad entra dentro de la potestad discrecional de la Administración, pero siempre a la vista de agravantes». La multa, recurrida por Ruiz en vía administrativa y judicial, se impuso a la luz Reglamento de Policía de Espectáculos y Actividades Recreativas, que recoge como infracción «provocar intencionadamente en el público reacciones susceptibles de alterar el orden». El propio Ruiz reconoció, además, haber pronunciado dichas palabras.

La versión del grupo

Sin embargo, el vocalista y la banda aseguran en una nota de prensa que «los hechos no se produjeron tal y como en la sanción se relatan», y aseguran «que el propósito de aquellas frases fue la de denunciar un hecho completamente innecesario durante el transcurso del concierto, y no el alterar el orden público o alentar a las masas a atacar a la policía», puntualizando que «fueron pronunciadas sin premeditación».

Desde el grupo aseguran, asimismo, que las expresiones se vertieron cuando «varios Agentes de la Policía Local de Yecla interrumpieron en el público para detener a uno de los asistentes por motivos que en ese preciso momento la banda desconocía por completo» y «tras observar la desproporcionada fuerza con la que los agentes realizaban su trabajo (fueron 4 los agentes que intervinieron realizando una actuación no acorde, creemos, con lo que estaba sucediendo)». Añaden además que imaginaban que «la edad de la persona que estaba siendo inmovilizada apenas podía superar los 18 años».