ir a la portada de ELPajarito.es

Muere una mujer en un hospital concertado de Lorca tras colocarle una prótesis de rodilla

El marido de la fallecida, Enrique Martínez, ha presentado una denuncia y achaca lo ocurrido a que el centro no contaba con un buen servicio de reanimación
Hospital privado concertado Virgen del Alcázar de Lorca

Enrique Martínez Piñero, un vecino de la pedanía lorquina de Tercia, ha denunciado el fallecimiento de su mujer en el hospital privado concertado Virgen del Alcázar de Lorca, donde fue intervenida el pasado 22 de marzo para colocarle una prótesis de rodilla. Este vecino ha relatado a Onda Regional de Murcia que, tras la operación, trasladaron a su esposa hasta una de las habitaciones y que "su estado de salud era cada vez peor".

Enrique lo achaca a que el centro no contaba con un buen servicio de reanimación o UCI. Además, 15 días después del fallecimiento, este vecino recibió una llamada desde el hospital Rafael Méndez citando a la fallecida para que acudiera a rehabilitación.

La dirección del hospital Virgen del Alcázar ha indicado a Onda Regional de Murcia que "han facilitado a la familia toda la información médica de la que disponen y que están a la espera de conocer los resultados de la necropsia realizada para conocer el motivo del fallecimiento".

 

El centro sostiene que tras la operación y la reanimación por la anestesia la paciente fue subida a planta donde estuvo atendida en todo momento por personal del hospital. Posteriormente se avisó al 1-1-2 para solicitar la asistencia urgente de la unidad medicalizada de emergencia que nada pudo hacer para salvar la vida de la mujer.

Un caso similar al del joven de Alcantarilla

Cabe recordar que la consejería de Salud sigue investigando lo ocurrido en la Clínica San José de Alcantarilla el pasado febrero cuando un joven de 29 años falleció tras ser operado de un quiste en un pie.

La consejería suspendió todas las intervenciones quirúrgicas, también las que eran concertadas con la clínica desde hospitales públicos, una actividad que fue retomada el 23 de marzo.

La clínica San José decidió apartar temporalmente del servicio al anestesista que intervino en la operación tras la que falleció el joven paciente que por razones que se desconocen sufrió una parada cardiorrespiratoria durante la intervención con anestesia local para extirpación de un quiste.

Añadir nuevo comentario