ir a la portada de ELPajarito.es

Movilización social contra el plan de Mendoza de implantar la UCAM en Andorra para evitar “otro caso Pujol”

José Luis Mendoza, presidente de la UCAM, durante una visita al Papa Francisco

“¿Un nuevo escándalo de blanqueo de capital y corrupción para Andorra? ¿Nuevamente en el punto mira internacional? ¿Un nuevo caso Pujol?”. Estas preguntas se las hace un sector de la sociedad andorrana tras conocer los planes de José Luis Mendoza de abrir una filial de su UCAM en el Principado de Andorra. De hecho, ya hay una auténtica movilización social en el país vecino para frenar el hasta ahora proyecto más ambicioso de Mendoza, que sí cuenta con el apoyo de los empresarios andorranos. La polémica ha llegado también a los medios de comunicación de Andorra, que incluso han dedicado portadas al controvertido dueño de la UCAM.

Según ya informó La Crónica del Pajarito, las negociaciones están muy avanzadas y varios periódico han informado en las últimas semanas de que el proyecto de la UCAM en el Principado está muy definido. Incluso se da por hecho que se podría poner en marcha inicialmente con una facultad de Medicina, con estudios también de Fisioterapia y de Odontología, y con la titulación de Ciencias del Deporte. Además, en un dossier que manejan empresarios andorranos se prevé que estas carreras de la UCAM podrían comenzar a impartirse en el Principado en el curso 2017-2018 con entre 1.000 y 2.000 alumnos

La CEA (Confederación Empresarial Andorrana) está muy implicada en esta aventura y su presidente, Pere Augé Sánchez, es el principal valedor de los planes de Mendoza en Andorra. Mendoza también cuenta con el apoyo del copríncipe español del Principado, el obispo de Seo de Urgel. 

Sin embargo, la posible llegada de la UCAM se ha encontrado con la oposición de un sector de la sociedad andorrana, que recuerda que la Universidad Católica San Antonio de Murcia es “una universidad investigada actualmente por la propia santa sede del Vaticano por orden del propio papa por cheques de los que no se sabe la procedencia, investigada por la fiscalía anticorrupción (por presuntas irregularidades urbanísticas y por delito contra el Patrimonio), y vinculada con la apropiación de terrenos públicos (el Ayuntamiento de Murcia le cedió gratuitamente 135.000 metros cuadrados), y la venta de títulos universitarios, por lo que ha sido denunciada por otras universidades por estos hechos”.

Un portavoz de este movimiento anti Mendoza y anti UCAM también señala que la universidad privada está salpicada por denuncias de “acoso de profesores, homofobia expresada en un una ceremonia de apertura por el propio presidente de la institución e investigada por varios procesos. También arrebató la universidad al obispado, y solo le interesa el enriquecimiento de la familia Mendoza. ¿Esto es lo que queremos para Andorra? ¿Volver a los medios internacionales como el centro de la corrupción? Como católicos y fieles a la iglesia no podemos consentir esto”.

La polémica llega a los medios de comunicación andorranos

El Periòdic d’Andorra abrió el pasado 15 de enero su edición en papel con el siguiente titular: “Intrigas políticas en torno a la Universidad Católica”. En el interior titulaba su información de esta forma: “El responsable de la Universidad Católica, vinculado a intrigas políticas y vaticanas”. Y el subtítulo era: “Mendoza podría estar implicado en asuntos relacionados con recalificaciones urbanísticas y escándalos académicos”.

La noticia de la posible implantación de la Universidad Católica San Antonio (UCAM) en el Principado para impartir los estudios de Medicina, entre otros, a partir del curso que viene “llega con polémica después de que medios de comunicación de diferentes países europeos se hayan hecho eco de los negocios supuestamente opacos del presidente y fundador del centro, José Luis Mendoza”, añadía el diario.

“El verano pasado la Fiscalía del Tribunal de Justicia de la Región de Murcia abrió una investigación sobre las graves irregularidades legales que, presuntamente, la UCAM y la Fundación privada de Mendoza han venido realizando impunemente durante años, según denunció la formación Ahora Murcia, que forma parte del Ayuntamiento de la ciudad. Según se detalla en el informe presentado ante el órgano judicial, aproximadamente un 30% de las instalaciones de la Universidad se construyeron sobre suelo no urbanizable de huertas protegidas y, por tanto, no habrían obtenido la preceptiva licencia urbanística. El diario El Mundo explicó que el año 2012 el gobierno local cedió 50 metros cuadrados de suelo público sin contraprestaciones”, según la información de El Periòdic d’Andorra.

“Además, se estima que se puede haber producido la vulneración de leyes estatales y regionales al haberse construido en el entorno protegido de un Bien de Interés Cultural como es el monasterio de Los Jerónimos en este lugar del sur del territorio español”.

Sobre su gestión, El Periòdic d’Andorra afirmaba que “el presidente de la Fundación está en el centro del huracán en sectores de la opinión pública e, incluso, en algunos círculos católicos, respecto al estilo de gestión de la UCAM y sus supuesta relación con negocios oscuros, vinculados sobre todo al sector de la construcción y a escándalos académicos.

El 21 de enero de 2011, el Ministerio de Educación italiano denunció al Estado español ante la Comisión Europea, al detectar una anomalía en el tipo de formación de másters de profesorado impartido por la universidad murciana a ciudadanos italianos licenciados. En concreto, al Gobierno italiano comenzaron a llegar títulos del centro para la correspondiente validación. Al parecer la Universidad aceptaba prácticas realizadas antes de que se hubiesen licenciado y algunos, incluso, en campamentos de verano”.   

Y recordaba que, según el diario El País hace cuatro años unos 1.400 abogados italianos ya se habían colegiado en Murcia previo pago de unos 3.000 euros a la Universidad Católica. Así realizaban un curso por internet, llegaban a la ciudad española, pasaban un test, se colegiaban y podían ejercer en Italia.

“Mendoza ha tenido mucha ayuda de la Iglesia. El año 1997 el entonces obispo de Cartagena, Javier Azagra, firmó el decreto de la creación del centro universitario con la peculiaridad de que no debía de ser de titularidad eclesial, sino estar en manos de una fundación, la de San Antonio, creada en este caso por un laico. Según el mismo rotativo, Mendoza, natural de Cartagena y padres de 14 hijos, no tienen ningún problema en hablar de los cheques que con frecuencia libraba al anterior pontífice, Benedicto XVI. Entre sus mecenas está el expresidente de la Conferencia Episcopal española y cardenal Antonio María Rouco Varela y el de la comunidad autónoma de Murcia, el popular Ramón Luis Valcárcel, hasta el año 2014”, indica El Periòdic d’Andorra

El diario añadía: “Todo fueron facilidades, incluso se creó una línea de tranvía para llegar a la puerta de la Universidad, ya que las instalaciones se encuentran en las afueras dela localidad. Muchas de sus titulaciones no están homologadas. Sus buenas relaciones con el Vaticano le permitieron poder superar las críticas del nuevo obispo de la diócesis, Reig Pla, que a través de un duro comunicado explicó que ‘la Universidad Católica San Antonio nunca ha estado exceptuada ni por el derecho ni por un decreto de la potestad ordinaria y plena del obispado diocesano’. Las mismas fuentes aseguran que no hay un solo capítulo de la corta vida de la UCAM que no suene a folletín: a las intrigas vaticanas y políticas con millones en juego hay que añadir las denuncias de acoso, las recalificaciones urbanísticas y los dossiers”. 

Y recuerda que en 2011 la UCAM consiguió el permiso para impartir la titulación de Medicina. “Sus alumnos realizaban las prácticas en hospitales públicos a pesar de ser una institución privada. En noviembre pasado el Servicio Murcianos de Salud (SMS) y la Universidad de Murcia (UMU) alcanzaron un acuerdo según el cual los tres hospitales de la ciudad quedasen adscritos para realizar prácticas de los alumnos de medicina de la universidad pública. El tema está en manos de los tribunales que tendrán que resolver el conflicto”, comenta El Periòdic d’Andorra.

Mendoza y el Vaticano

El nombre de José Luis Mendoza saltó a la luz a nivel internacional en 2012 después de descubrirse que el que fue mayordomo del papa Benedicto XVI, conocido como El Cuervo en la curia vaticana, tenía en su poder un cheque de 100.000 euros y el origen era la propia UCAM. “Sólo Mendoza conoce con exactitud cuántos millones de euros ha donado al Vaticano y a diversas órdenes religiosas desde que abrió su Universidad Católica”.

“En 1997, el mismo año que abrió la Universidad, Mendoza comenzó a llevar en personas cheques al Papa Juan Pablo II y después a Benedicto XVI para el Óbolo de San Pedro. Él mismo reconoció en verano de 2012 que en 15 años había donado unos 50 millones de euros al Vaticano y otras obras religiosas. Pero esta cantidad se había quedado desfasada, ya que en los últimos tres años no ha cesado de regalar ingentes sumas de dinero al Pontífice, las dos últimas lo ha hecho al nuevo papa Francisco”, señala El Periòdic d’Andorra.

Ahora, el actual obispo de Roma quiere que estas donaciones se hagan con luz y taquígrafos y ha dado órdenes para que se investigue la financiación del Vaticano en los últimos años, incluidas las sabrosas donaciones del presidente de la UCAM.

Bergoglio pretende lanzar luz de una vez por todas sobre las finanzas vaticanas aprobando severas leyes internas de transparencia y negociando con el Gobierno italiano el fin del Vaticano como paraíso fiscal. Vaticano supondrá también más claridad en las aportaciones de destacados poderosos y adinerados católicos como las del presidente de la UCAM.

El Periòdic d’Andorra explica que “Mendoza ha sido objeto de una fuerte polémicas por las palabras que pronunció el pasado mes de noviembre durante el acto de apertura del curso académico, en las que criticaba el matrimonio homosexual como “una abominación a los ojos de Dios”. Unas palabras que posteriormente fueron matizadas por la Universidad a través de un comunicado en el que se aseguraba que ‘habían sido puestas fuera de contexto’. Aun así, las críticas estuvieron presentes en las redes sociales y motivaron comunicados públicos de repulsa de algunos partidos políticos y de colectivos de defensa de los derechos de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales”.

“Mendoza es un hombre de 66 años muy cercano al opus deia. Sus ambiciones no tienen límites y, por esta razón, ha intentado en anteriores años poder implantarse, sin éxito, en países como Italia, Singapur o Paraguay. En cambio, cuenta paradójicamente con un campus en la capital cubana de la Habana. Ahora, entre sus planes a corto plazo figura poder estar en Andorra a partir del curso que viene y ya ha comenzado a negociar con las autoridades educativas del país para poder implantarse. De momento se desconoce cuáles serían los terrenos donde se ubicaría la filial de la UCAM. Obviamente los estudiantes harían las prácticas en el hospital de Nuestra Señora de Merixtell”, comenta dicho periódico.

Además del apoyo del Gobierno andorrano, la nueva universidad cuenta con el apoyo también del Obispado de Urgel, que ya es conocedor de las intenciones y del interés del presidente de la Fundación privada para poder estar presente en el Principado.